La ventaja laboral de la Formación Profesional

Desde principios de los años 2000, las carreras universitarias tomaron mucha fuerza dentro del pensamiento de aquellos que buscaban estudios y formación de cara a un futuro laboral exitoso, ganándose así un prestigio que causó una baja demanda de la formación profesional en nuestro país y siendo las empresas aquellas que demandaban y exigían obligatoriamente una carrera universitaria para poder optar a un puesto de trabajo. Hoy en día ese pensamiento ha cambiado drásticamente, desde los oferentes de empleo como las empresas, que ahora buscan personal que tengan una mayor formación práctica que teórica.

Existen numerosos empleos, tales como fontaneros, albañiles, técnicos de audiovisuales o técnicos de aviación, que requerían obligatoriamente de la formación profesional para conocer correctamente el desempeño dentro de un puesto de trabajo como los mencionados anteriormente, debido a que requería práctica y no teoría para llevarlo a cabo. Este hecho ha cambiado, donde actualmente las empresas están valorando más a un candidato que esté formado profesionalmente antes que a uno que tenga un grado.

Con este aumento de demanda, son muchos los centros educativos que han incluido la oferta de formación profesional a sus guías docentes, otorgando al mundo de la FP un abanico de posibilidades inmenso, alcanzando numerosos ámbitos que, hasta hace unos años, era impensable que se pudiesen impartir de una manera más práctica de como usualmente se hacía dentro de una formación universitaria.

Las Grandes ventajas competitivas de una Formación profesional

A continuación mencionaremos algunas de las principales ventajas que posee la formación profesional frente a la universitaria, tomando como base el aumento de un 68% de alumnos matriculados en cursos de FP con respecto a hace 10 años. Algunos de los puntos a mencionar son:

  1. Método de enseñanza: Como se mencionaba anteriormente, la base sobre la que se sustentan los estudios de formación profesional es la practicidad de sus clases, cuyos contenidos están orientados a la mecanización de los procesos didácticos que se imparten en el aula y tomando como referencia las necesidades prácticas del mercado laboral.
  2. Duración de los estudios: en comparación con un grado universitario, los cuales se comprenden de 4 hasta 6 años en función de la carrera, la formación profesional tiene una duración máxima de dos años, en los que se aplican conocimientos estrictamente recogidos para una enseñanza concisa.
  3. Posibilidad de elección tras la ESO: Es un factor diferencial a la hora de finalizar la educación secundaria obligatoria, donde se permite al alumno continuar con bachiller o la posibilidad de iniciar una formación profesional, en este caso de grado medio y con posibilidad de acceder también a una carrera universitaria en función de la calificación obtenida en dicha formación.
  4. Una alta empleabilidad: El factor más diferencial sin duda de la formación profesional es el alto porcentaje de empleabilidad que existe en la demanda de trabajadores en el mercado, algo que ha aumentado en los últimos años debido a la modalidad de realizar en prácticas en empresas en el segundo año del ciclo formativo, lo que ha permitido a numerosos jóvenes estudiantes realizar carrera en las empresas que un día los acogieron como becarios. Actualmente, en Europa, el 56% de la población ha finalizado estudios de formación profesional y se prevé un alto crecimiento en los próximos años debido a la demanda de técnicos por parte de las compañías.

Dentro del abanico de posibilidades que otorgan cada día más centros educativos en nuestro país caben destacar algunas de las profesiones que más demanda de técnicos profesionales han despertado en los últimos años, donde podemos resaltar las que aparecen más asiduamente en los principales rankings, como son Ciencias Políticas y de la educación, Derecho, Economía y finanzas, Comunicación Audiovisual o Administración y Dirección de empresas como las más representativas.

En definitiva, las innumerables oportunidades que otorga estudiar una Formación Profesional están a la orden del día, siendo este un factor que se debería inculcar como una nueva opción para que el estudiante desarrolle su carrera profesional y en definitiva su vida adulta, y no solo contemplar la necesidad de estudiar una carrera universitaria apenas acabar la educación escolar dado que en los próximos años, las empresas buscarán una mayor especialización del sector.

A continuación en Jobatus te presentamos algunos de los mejores centros de Formación Profesional que podemos encontrar a nivel Nacional, con profesores certificados, ¡para orientar tu futuro laboral de la mejor manera posible!

 


 Colegio superior de negocios del instituto español

  • Todos los profesores que imparten las clases disponen de la titulación correspondiente a su especialidad, además de una gran calidad humana. Cuentan con los equipos docentes más completos y mejor preparados, cuya única finalidad es formar y conseguir los mejores profesionales.
  • Los asesores de estudio reciben formación específica y actualizada sobre los cursos, su preparación y cuestiones esenciales sobre ellos, para informar y orientar correctamente a los alumnos.
  • El material de formación está desarrollado, supervisado y actualizado por profesores y especialistas del sector.
  • El sistema de formación está diseñado con el fin de estimular al alumno para que el estudio y la formación no sea un sacrifico, sino todo lo contrario. Además de contar con la supervisión constante de los profesores asignados a cada alumno, tanto en la parte teórica, como en las prácticas que se realizan en los cursos.

El Instituto dispone de tres líneas formativas bien identificadas y definidas:

  • Grados Medios de Formación Profesional.
  • Grados Superiores Técnicos y de Gestión.
  • Másteres para gestión ejecutiva y directiva.

Contacto:

Avenida de América, 8, 2º B, 28028 Madrid

Teléfono: 911 72 21 65

 

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?