En 2050 sólo el 50% de la población española podrá trabajar.

EL ENVEJECIMIENTO SUPONDRÁ UNA BAJADA DE LA ACTIVIDAD EN ESPAÑA DE HASTA EL 8.8% DE PARTICIPACIÓN EN EL MERCADO LABORAL.

La población española envejece y de manera cada vez más evidente.

A pesar de que la longevidad de la población española está aumentando de manera muy notable, el envejecimiento de la población es un problema para el ámbito laboral  y económico del país.

Así pues, el Fondo Monetario Internacional ha publicado un informe acerca del decrecimiento hasta el año 2050 de la fuerza laboral en los países más desarrollados.

Con los datos que se sacan, respecto de las proyecciones demográficas de la ONU, se puede constatar un futuro complicado en Europa y más aún en España.

<p>El estancamiento del crecimiento demogr&aacute;fico ser&iacute;a un inconveniente para las macroeconom&iacute;as, ya que, las <a href="../trabajo-personas-mayores" title="personas mayores">personas mayores además de estar en peores condiciones de trabajar, tienen una participación en el mercado laboral menor y esto influye de manera proporcionalmente directa a la sostenibilidad de los sistemas de protección social.

Esta disminución de la participación se verá más agravada en España, Portugal, Bélgica, Italia y Francia, pasando a estar 8 puntos por debajo de la participación actual, en cuanto a nuestro país.

Éste es un problema que cada vez se hace más inminente y al que hay que hacer frente puesto que va a disminuir de manera brusca el número de personas en disposición de trabajar.

Una de las soluciones frente a este problema es la de incorporar a la mujer en el mundo laboral  en las mismas condiciones.

Esto ha ido ayudando a algunas economías desarrolladas a compensar este estancamiento en la participación, aunque a la larga, en esta situación, podría no seguir funcionando para contrarrestar este inconveniente.

Para cambiar esta situación, se apuesta por primar las ayudas y reformas tanto fiscales como políticas, para mejorar los beneficios y motivar a las personas que están trabajando a que sigan haciéndolo y a las que no a que encuentren trabajo.

También se propone alentar a las personas que estén estudiando a trabajar, ofreciéndoles beneficios, flexibilidad y buenas condiciones, así como intentar conciliar el trabajo con la vida familiar.

El FMI recomienda reducir las ayudas para jubilarse anticipadamente, aumentando la edad de jubilación para, de esta manera, tener “sistemas de pensión más justos”

Por último, también cree en los beneficios de incorporar al mercado laboral a trabajadores extranjeros, pues aunque resulte increíble, la mitad del crecimiento demográfico proviene de la inmigración desde hace varias décadas.