6 consejos para gestionar tus redes sociales de cara a encontrar empleo.

CUIDA LA IMAGEN QUE PROYECTAS EN EL MUNDO VIRTUAL

Las redes sociales, además de ser un medio de comunicación en el ámbito personal, son un foco cada vez más utilizado por las empresas en la búsqueda de candidatos para sus procesos de selección.

Así pues, aunque por norma general se tiende a publicar, compartir y gestionar las redes sociales de una manera bastante informal, hay algunos aspectos a tener en cuenta si estás en un proceso de búsqueda de empleo.

Si eres usuario de Facebook, Instagram y/o Twitter, estos consejos podrían venirte bastante bien.

 

1. No publiques contenido comprometedor o delicado

A pesar de que estés de acuerdo con ciertos temas, más o menos polémicos, o haya publicaciones que te parezcan interesantes para compartir, intenta evitar este tipo de contenido en tus redes sociales ya que con frecuencia, éste puede ser malinterpretado.

Aunque parezca mentira, las publicaciones que realices en el mundo digital serán reflejo de tu imagen de cara a personas que no te conozcan y, por tanto, debes cuidarla.

 

2. La privacidad de las etiquetas.

Es importante que actives la aprobación de etiquetas, ya que, al contar con una larga lista de contactos entre los que se encuentran personas de tu ámbito personal, es posible que aparezcas en imágenes o publicaciones que realmente no quieres que sean visibles para el resto.

Así, antes de que se pueda dar lugar a esto, tendrás el poder de decidir si lo que vaya a publicarse afectará más o menos a la imagen que proyectes, como se ha mencionado anteriormente.

 

3. Evita comentarios negativos sobre tu trabajo anterior.

A pesar de que hayas tenido una mala experiencia en tu trabajo anterior, si publicas contenido despreciativo hacia tu último trabajo o jefe, podrán considerarte una persona conflictiva, difícil y poco amigable.

Deja los comentarios negativos fuera del espacio virtual ya que nunca se sabe a quién puede llegar y, mucho menos, cuántas puertas te puedes cerrar por un simple comentario.

 

4. Ten cuidado con los grupos y las páginas que sigues

Seguir a ciertos grupos y páginas también puede distorsionar la impresión que causas en otra persona. Siempre hay que tener cuidado con no dar demasiada información al resto siguiendo páginas que reflejen tus ideologías, pensamientos o tu estilo de vida ya que esto puede ser un arma de doble filo.

Evita las discusiones a través de las páginas, comentarios conflictivos o actitudes poco amigables a pesar de que creas que llevas la razón.

 

5. No publiques toda tu vida personal

No es necesario que todos tus contactos sepan en todo momento dónde estás, con quien estás o cuál ha sido tu última ruptura sentimental.

Evita realizar continuamente publicaciones sobre tu vida privada ya que denotan poca seguridad en ti mismo o necesidad de aparentar cosas que realmente no existen, lo que coloquialmente se conoce como “postureo”.

Las redes sociales son un medio de comunicación, así que debes aprender a utilizarla como tal para que solo conozcan de ti lo mínimo e indispensable las personas que no te conocen.

 

6. Cuida la ortografía a la hora de publicar

Escribir mal y tener faltas ortográficas “graves” da una imagen descuidada y poco seria de ti. Evita las abreviaturas o acortar palabras por la falta de caracteres como, por ejemplo, en el caso de Twitter.

Antes de realizar cualquier publicación o post revisa la ortografía, que no cuesta nada.

 Facebook, Como, Negocio, Social