Tatuador

Descripción del trabajo del tatuador

¿Cómo convertirse en tatuador? Requisitos y tareas

El tatuador es un profesional que crea y realiza diseños permanentes en la piel, de diferentes tipos y tamaños (símbolos, frases, imágenes artísticas y ornamentales, tatuaje tribal...) con herramientas especiales, agujas y tintas, tanto negras como de color, en cumplimiento de las normas de higiene y seguridad.

Pero veamos lo que hace un artista del tatuaje con más detalle:

El día del tatuador se realiza principalmente dibujando los tatuajes, primero en papel y luego directamente sobre la piel.

Cada nuevo trabajo parte de las peticiones del cliente: el tatuador escucha lo que el cliente quiere e intenta comprender el motivo del tatuaje, para encontrar el diseño correcto a proponer - también según la parte del cuerpo a tatuar (un brazo, pecho, espalda, muslo, tobillo...).

Por lo general, la gente ya tiene en mente una idea del tatuaje que desea (un retrato, un dibujo o una frase con un significado particular), pero no siempre es fácil para el artista del tatuaje entender lo que los clientes tienen en mente, lo que a veces no es tan fácil de expresar.

El tatuador propone la obra de arte en el catálogo, de la que el cliente puede elegir la que prefiera o en la que se pueda inspirar para un tatuaje personalizado, y luego hace varios bocetos y diseños que somete a la aprobación del cliente.

Después de haber acordado el tatuaje que se va a realizar (diseño, color y tamaño), el tatuador explica detalladamente el procedimiento que se va a llevar a cabo, responde a las preguntas y dudas del cliente y le informa sobre las posibles reacciones de la piel a los tatuajes (por ejemplo, los efectos secundarios no deseados causados por las alergias).

¿Cómo convertirse en tatuador? Requisitos y tareas

El entorno de trabajo se prepara entonces para evitar infecciones: el tatuador cubre la cama o la silla, introduce el tubo de la aguja y las agujas desechables en la máquina eléctrica, usa guantes de látex desechables, selecciona y prepara las tintas.

Dependiendo de la parte del cuerpo que se vaya a tatuar, elimina el pelo y el vello, prepara y limpia la piel con detergentes antibacterianos especiales.

El tatuador puede entonces pasar al diseño con la máquina de tatuaje: a mano alzada o, más comúnmente, siguiendo el rastro de la hoja de transferencia con el diseño a realizar, que se aplica a la piel del cliente.

Durante la ejecución del tatuaje, el tatuador debe tener cuidado con las reacciones del cliente y, por ejemplo, detenerse si el cliente siente mucho dolor.

En general, los tatuajes se hacen durante una sesión, pero si se trata de diseños complicados o muy grandes, se pueden arreglar aún más sesiones con el cliente.

Al final del trabajo, el artista del tatuaje informa al cliente sobre cómo cuidar el tatuaje que acaba de hacerse, en primer lugar para evitar el riesgo de infección: da indicaciones sobre los productos específicos que deben utilizarse para limpiar el tatuaje y para favorecer una curación rápida.

Los tatuajes pueden ser de varios tipos: van desde letras sueltas a frases enteras, desde pequeños símbolos a grandes tatuajes tribales, a retratos o reproducciones de dibujos animados y obras de arte famosas.

Pueden ser en blanco y negro o muy coloridos, con diferentes tonos.

La mayoría de los estudios de tatuajes también ofrecen servicios de encubrimiento (es decir, cubrir un tatuaje antiguo) y de piercing, con la venta de joyas de piercing.

Dependiendo de las habilidades de cada uno, un artista del tatuaje también puede hacer tatuajes semipermanentes, por ejemplo utilizando pigmentos naturales como la henna, tatuajes con flash u ofrecer servicios de pintura corporal.

Tareas y deberes del tatuador

¿Cómo convertirse en tatuador? Requisitos y tareas

Las principales actividades que realiza un tatuador son:

  • Escuchar las necesidades de los clientes y encontrar el tatuaje adecuado
  • Aclarar las dudas y responder a las preguntas de los clientes
  • Dibuja bocetos del tatuaje y las pruebas en papel
  • Hacer el tatuaje en la piel del cliente
  • Organizar y mantener el entorno de trabajo en cumplimiento de las normas de higiene y seguridad
  • Organizar citas y sesiones de trabajo
  • Proporcionar orientación y asesoramiento para el cuidado de los tatuajes
  • Hacer piercings

¿Cómo convertirse en un artista del tatuaje? Entrenamiento y Requisitos

¿Cómo convertirse en tatuador? Requisitos y Trabajos

Para convertirse en un tatuador no hay un curso de estudio predefinido, pero una buena elección puede ser ciertamente asistir a una escuela de arte, una academia de bellas artes o un curso de diseño gráfico e ilustración.

Este tipo de formación permite al futuro tatuador aprender y experimentar con diversas técnicas artísticas: dibujo sobre papel y digital, pintura, ilustración, fotografía, diseño gráfico...

Incluso aquellos que tienen una formación diferente pero tienen un talento innato para el diseño, la creatividad y la pasión por el mundo del arte del tatuaje pueden convertirse en tatuador.

El requisito para ejercer la profesión es, de hecho, el certificado de asistencia a un curso de tatuador y operador de piercing, que también proporciona la calificación higiénico-sanitaria necesaria.

Durante el curso de formación se aprenderán las técnicas de tatuaje y perforación, el uso correcto de las herramientas del oficio y su limpieza, desinfección y esterilización, elementos de dermatología, alergología, infecciología, virología y biología, normas de seguridad, protección de la salud en el lugar de trabajo y protección del medio ambiente.

Además, el curso proporciona conocimientos útiles para gestionar la relación con el cliente (recepción y negociación) y organizar actividades en una tienda de tatuajes.

También es fundamental que el tatuador practique los conocimientos adquiridos bajo la supervisión de un profesional: existen kits de tatuaje para practicar el tatuaje en superficies similares a la piel humana, como la piel sintética o, para los que lo prefieran, también se pueden hacer pruebas en cítricos y otras frutas.

Hay que aprender a traducir las peticiones de los clientes en bocetos, pruebas y dibujos en papel, a preparar las herramientas necesarias para hacer el tatuaje, a saber qué agujas y tintas utilizar según el diseño y los tonos que se deben hacer en la piel.

Cuando haya adquirido suficiente experiencia y confianza, el tatuador está listo para realizar el primer tatuaje bajo la guía y supervisión del maestro tatuador.

Todos los diseños, obras de arte y tatuajes realizados terminan en el cuaderno de bocetos del tatuador, para ser mostrados a los clientes y empleadores potenciales para dar una prueba concreta de sus habilidades y profesionalismo.

Incluso después de adquirir habilidades y experiencia, quienes trabajan en el campo del tatuaje deben estar dispuestos a actualizarse constantemente sobre nuevas técnicas, nuevos estilos de diseño y tendencias actuales, a través de revistas, blogs y participando en exposiciones, ferias y convenciones de tatuajes.

Competencias de un tatuador

Las habilidades profesionales de un tatuador son:

  • Habilidades de dibujo a mano alzada
  • Conocimiento de las técnicas de tatuaje
  • Conocimiento de la anatomía y fisiología de la piel
  • Conocimiento de los protocolos de desinfección y esterilización de instrumentos
  • Conocimiento de las normas de higiene y profilaxis establecidas en el reglamento
  • Concentración y mano firme
  • Excelente coordinación mano-ojo
  • La creatividad y el sentido artístico
  • Atención a los detalles
  • Buenas habilidades de relación y propensión al contacto físico
  • Capacidad de escucha y empatía

Carrera de tatuaje y oportunidades profesionales

¿Cómo convertirse en un artista del tatuaje? Requisitos y Trabajos

La carrera del tatuador suele comenzar con un aprendizaje en un estudio de tatuajes, donde trabaja como asistente de tatuadores con años de experiencia.

Trabajar junto a un artista de tatuajes establecido le da al aprendiz la oportunidad de crecer profesionalmente.

Después de la experiencia en el campo, el tatuador puede identificar su propio estilo de dibujo, especializarse en un determinado tipo de tatuaje -de la vieja escuela con anclas, sirenas, vasijas y alfileres, estilo realista, tribal, tatuaje mínimo, letras, tatuaje de acuarela, geométrico, de horror, imaginario oscuro- o aprender nuevas técnicas (por ejemplo, el método tradicional japonés de tatuajes de irezumi).

Un artista del tatuaje también puede especializarse como Piercer y aplicar anillos, metales o joyas sobre la piel o las mucosas, o en tatuajes estéticos, hechos para necesidades cosméticas: por ejemplo, maquillaje permanente con la técnica del microblading para el diseño de cejas, contorno de labios, delineador de ojos.

Un artista del tatuaje puede formar parte del equipo de un estudio de tatuajes ya iniciado, pero también colaborar con centros de belleza que ofrecen este tipo de servicio.

Una gran oportunidad de carrera es decidir abrir tu propio estudio de tatuajes. Además de encontrar un lugar adecuado, el tatuador tiene que gestionar la tienda (contactar con los proveedores, gestionar las citas con los clientes, la contabilidad, etc.) y promocionar su negocio para darse a conocer al público y aumentar su clientela.

Para ello, las redes sociales son muy útiles, especialmente el perfil de Facebook e Instagram, a través del cual puedes mostrar tu portafolio con fotos de tatuajes hechos para promover tu talento.

Poder contar con VIPs, celebridades e infuencers entre tus clientes es una gran manera de anunciarte: algunos artistas de tatuajes se hicieron famosos justo después de tatuarse futbolistas, modelos, actrices, cantantes y estrellas de rock.

Buenas razones para trabajar como tatuador

La persona que elige convertirse en un tatuador profesional es un creativo con pasión por el arte y el diseño.

Una de las razones por las que la obra es muy apreciada es su variedad y el contacto directo con la gente: el tatuador tiene la oportunidad de conocer a muchas personas diferentes, con diferentes motivaciones e historias que les hacen querer una marca permanente en su piel.

Se trata de un sector muy competitivo para el gran número de profesionales ya establecidos, pero los verdaderos artistas todavía tienen la oportunidad de emerger y hacerse un nombre en el mundo del tatuaje.

También es cierto que los tatuajes se han puesto de moda y el mercado se ha ampliado, con una base de clientes mucho mayor que en el pasado.

Por supuesto, las ganancias varían según el número y el tipo de tatuajes realizados, el grado de experiencia y la reputación del artista del tatuaje, pero un estudio de tatuajes serio y bien establecido es potencialmente muy rentable.

¿Quieres encontrar trabajo?

Recibir en mi email ofertas de empleo de Tatuador

Acepto los términos y condiciones.

Cursos de Tatuador

Máster en Tatuaje Artístico, Tatuador Profesional + Máster Higiéni...

ESNECA BUSINESS SCHOOL

Precio a consultar

A distancia

Mas información

Tatuador Profesional

Escuela Des Arts

Precio a consultar

online

Mas información

Curso Profesional de tatuador/a

Centro Europeo E-learning

Precio a consultar

Online

Mas información

Tatuador Profesional + Curso de Higiénico Sanitario

YaEstudio

Precio a consultar

online

Mas información