Importancia de tener un asesor financiero

Muchas personas se creen capaces de gestionar su dinero por su propia experiencia, pero la realidad es que en muchas ocasiones nos encontramos con personas que no poseen el conocimiento necesario para gestionar una gran parte del dinero que han ganado a lo largo de vida, por ello siempre es mejor dejar ciertas gestiones a personas que ha dedicado sus estudios a ello.

Cuando tenemos cualquier tipo de problema en el ámbito que sea, siempre acudimos a profesionales. Así que. ¿Por qué no hacer lo mismo con nuestros ingresos, ahorros y gastos? Muchos de nosotros valoramos más nuestro tiempo que nuestro dinero, por lo que nos ceñimos a lo que nos recomienda el banco a la hora de contratar, si realmente necesitamos ese producto o servicio. Pero la realidad es que nadie nos puede guiar mejor que alguien que hemos contratado principalmente para ello.

Beneficios de contratar a un asesor financiero

Un asesor financiero nos puede ayudar a gestionar la economía personal o la economia de una empresa, a nivel gastos e ingresos.

La manera en la que actúa un asesor es la siguiente: en primer lugar, analiza al cliente, ya sea su edad, los ingresos que tiene, su situación laboral actual... Y una vez realizado todo esto, el asesor llevará a cabo las recomendaciones que el que cree que se basan en nuestro perfil.

Una de las principales ventajas de poseer un asesor financiero es la capacidad de crear un plan personalizado que vaya acorde con tu situación financiera y tus objetivos, teniendo la capacidad de ajustarlo hasta el último momento.

El asesor financiero actuará con dureza sobre tus movimientos y de esta manera generará una mayor estabilidad en nuestros ahorros, esto lo notaremos a la hora, por ejemplo, de una bajada de las acciones de una empresa que entre en bolsa, nuestro conocimiento general nos incitara a sacar rápido las acciones por el miedo que esto nos genera, pero si nos ceñimos al plan de inversión tendremos más certeza de generar dinero. Otra de las principales razones es el bienestar que este nos genera, ya que puedes sentirte seguro, por el hecho de que hay alguien supervisando todos tus movimientos y los ahorros que tengas, de esta manera podrás lograr tus objetivos económicos.

¿En qué me baso para contratar a un asesor financiero?

Uno de los puntos más complicados, es la selección de un asesor financiero, sobre todo cuando tenemos poca experiencia en el territorio y es nuestra primera vez en la búsqueda de uno. Pero hay diferentes puntos por los que nos podemos guiar para tener éxito en la selección de uno de estos profesionales.

Un elemento a tener en cuenta a la hora de seleccionar a un asesor, es la primera recomendación que nos ofrece, de manera que no se ciña sobre un plan general de inversiones, como podría estar haciendo con el resto de sus clientes. Si no que te escuche, te pregunte y resuelva todas las dudas posibles que pueda tener sobre ti a la hora de realizar el plan de inversiones personalizado.

También hay que tener en cuenta cuanto nos va a costar tener este asesor, ya sea por tarifa fija al mes, coste por horas trabajadas o por porcentajes del dinero que movemos.

La cultura financiera tan pobre que tenemos en nuestro país genera que no podamos hacer de nuestro dinero ahorrado un bien útil, y que creemos que servicios como el de tener un asesor financiero son gastos innecesarios, o incluso timos. Pero la realidad es que a la larga tendremos un beneficio asegurado, junto con la tranquilidad de que no estamos perdiendo dinero por fenómenos como la inflación.


Asesor financiero

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?