CÓMO INCLUIR TRABAJOS A CORTO PLAZO EN TU CV

Incluir trabajos a corto plazo en tu currículum.

Aunque todos esperamos encontrar esa situación, de encontrar pequeños trabajos a lo largo de nuestra carrera profesional o bien, mientras sacas algún estudio, en un mercado laboral cada vez más impulsado por los puestos de trabajo autónomos, a tiempo parcial y de duración limitada, no es raro que incluyas una variedad de trabajos de corta duración en tu currículum. El truco está en incluirlos apropiadamente como un activo o apoyo para las labores del siguiente trabajo.

Antes de entrar en detalles, es importante tener en cuenta que no es necesario que incluyas en el currículum todos los puestos de trabajo que hayas ocupado. Algunos puestos (como ese verano que pasaste vendiendo en la heladería de tus abuelos al borde de la carretera) no son realmente relevantes para tu carrera potencial en la fabricación de componentes de ordenadores (por ejemplo). Incluir un gran número de trabajos a corto plazo también puede darte la apariencia de ser desleal, no comprometido o varias otras características de origen negativo.

Colócalos por orden cronológico.

Si tienes una gran cantidad de trabajos a corto plazo, considera realizar este orden por años e introducir en cada año todos los trabajos que hayas realizado. En varias entrevistas dejan de lado el hecho de que sólo estuviste trabajando por un mes o por un período de tiempo similarmente corto. Lo que también puede darte a la oportunidad de que el futuro entrevistaor que te atienda pida fechas específicas durante la entrevista, lo que puede abrir la puerta para la discusión.

Importante, asegúrate de que quede claro en la entrevista (si te preguntan) que los trabajos fueron ofrecidos por una empresa o alguna entidad que te ayudara a crecer como profesional (no es conveniente poner en el currículum que has estado paseando perros).

Haz varios currículum para las diferentes ofertas de trabajo.

Si tienes una gran selección de trabajos a corto plazo, considera dejar algunos de ellos fuera de tu currículum actual y en su lugar desarrolla múltiples versiones dependiendo de cuáles son relevantes para la posición deseada más cercana. Ten cuidado de no tener demasiadas brechas de empleo y haz una investigación sobre qué puestos serían los más relevantes para el entrevistador.

Cuando dudes, quítalo.

Cuando hayas tenido un trabajo de un período de tiempo muy corto y no sea relevante para el puesto para el que te estás entrevistando, considera la posibilidad de dejarlo fuera. El viejo refrán de "más es menos" suena cierto aquí. Si el trabajo no añade ningún valor al currículum, no necesita ser incluido. Ten cuidado de nuevo con las posibles brechas en el trabajo cuando elijas eliminar demasiadas posiciones del currículum.

Agrupa los trabajos similares.

Por último, si trabajaste en una serie de empleos a corto plazo relacionados, tienes la posibilidad de agruparlos en un solo bloque de tiempo para ahorrar espacio y evitar la apariencia de que se trata de una completa locura de trabajos. Por ejemplo: agente de ventas en una tienda de ropa y luego en el cafetería local se pueden agrupar en una cabecera "Ventas al por menor" y el tiempo se indica como un bloque continuo.

Independientemente de cómo decidas manejar los trabajos de corto plazo, es importante que siempre incluyas información precisa y honesta en el currículum.

Si la pregunta surge durante la entrevista, responde abiertamente y considera como un cumplido que tienes listas de empleo a corto plazo, pero que aún así, desde el punto inicial se te tomó como un candidato calificado.

Buena suerte!!!