10 CONSEJOS PARA SER EL MEJOR CANDIDATO

Cuando se trata del mercado laboral y de competir con otros candidatos cualificados, ¡es un mundo lleno de obstáculos que hay que pasar! Ser uno de los cientos de personas que compiten por un lugar único y lucrativo a menudo puede parecerse a una competición olímpica, al estilo de un gladiador.

Con un mercado laboral cada vez más competitivo, ¿qué puede hacer una persona para diferenciarse de la multitud y hacerse con el trabajo de sus sueños? En Jobatus.es tenemos la respuesta con diez de los mejores movimientos que puedes hacer para lucir más empleable y diferenciarse de la gente que busca trabajo.

#1 Una autocrítica nunca viene mal.

Si crees que eres una persona indispensable en tu campo, bueno, ¡piénsalo de nuevo! La educación contínua es la clave para mantenerse en la cima del juego. Por muy bueno que seas en tu trabajo, la evolución siempre existe, nunca te quedes estancado. Busca las últimas tendencias en tu industria, mercado o campo para además de actualizarte como gran empleado, a la hora de someterte a una entrevista, son excelentes temas de conversación para demostrar que eres apasionado y tienes experiencia. Agrega unas cuantas certificaciones en tu currículum vitae y seguro que te colocarás por encima del resto del grupo de candidatos.

#2 Siempre hay espacio para la experiencia.

Ya sea que has estado en un campo 2 o 20 años, la experiencia en tu área de trabajo siempre es algo bueno. Para aquellos que acaban de ingresar al mercado laboral, las pasantías o los puestos de voluntariado deben ser fundamentales para crear un currículum que de otra manera estaría vacío. No te olvides de esos qpequeños trabajos que aunque no están 100% relacionados con el puesto, siempre pueden aportar alguna cualidad a tu persona.

#3 Tener una actitud brillante.

En la sala de entrevistas o en la vida en general, nadie quiere asociarse con una persna que no sonríe o no dirige la palabra. Se optimista sobre tus oportunidades de trabajo y la posición potencial. Durante la entrevista, evita hablar mal de su empleo anterior, si lo has tenido, claro. La positividad te hace parecer más enérgico, agradable y memorable; todas las cosas buenas para ganar estrellas de oro en el juego de la empleabilidad.

#4 Amplía tus sueños en lo más alto.

Estar estancado nunca es un rasgo deseable. Esto es doblemente cierto cuando se trata de sus perspectivas profesionales. En lugar de ser una persona de una sola cara con un enfoque increíblemente estrecho, ¿por qué no probar unas cuantas habilidades, certificaciones o experiencias nuevas? La versatilidad y la capacidad de pensar fuera de la zona de comfort son grandes éxitos con los empleadores potenciales y la adición de algunas habilidades es una gran manera de demostrar que posees grandes rasgos. Ten cuidado de no salir al campo contrario, añadiendo demasiadas habilidades no relacionadas, ya que esto puede tener el efecto opuesto de hacer que parezcas desenfocado o desencaminado en tu vida profesional.

 

#5 La tecnología es el futuro.

Esta es una necesidad si deseas destacar entre los candidatos con posibilidades de empleo en el mercado laboral de hoy en día. Las empresas tanto grandes como pequeñas están utilizando la tecnología de maneras cada vez más complejas con el fin de añadir eficiencia y valor a sus negocios. Aunque no se puede esperar que conozcas los pormenores de cada uno de los programas del mercado, tomate tu tiempo para familiarizarte con las aplicaciones principales que necesitará utilizar y que pueden ser específicas para tu puesto. No olvides repasar tus conocimientos básicos ya que son esenciales en la mayoría de las carreras profesionales.

#6 Tu vida social debrá seguir adelante.

En el pasado, las redes sociales se consideraban generalmente lugares donde las personas publicaban bodas o eventos reaalmente importantes. Hoy en día, estos sitios web, foros y otras plataformas en línea son utilizadas día a día y por supuesto en áreas importantes para conectarse con otros profesionales en tu campo. LinkedIn, Twitter, Facebook y más ofrecen excelentes oportunidades para buscar y "amigos" de otros profesionales en el campo. Sólo asegúrate de mantener las fotos de su noche de fiesta de chicas/chicos salvajes fuera de cualquier lugar donde un posible jefe o profesional pueda echar un vistazo!

#7 Destaca tu gran productividad.

Todos hemos escuchado ese sabio consejo de nuestros mentores, maestros e incluso madres; trabajad más duro, no más inteligentemente. Resulta que el mismo consejo es increíblemente útil cuando se trata de una búsqueda de empleo. La productividad a la hora de buscar una nueva oportunidad de carrera es un rasgo importante para mantenerte en la tarea y alcanzar metas importantes. Trata de hacer listas de tareas diarias, semanales y mensuales. Asegúrate de incluir una variedad de tareas que le ayudarán en tu búsqueda de empleo, tales como tiempo diario de trabajo en red, certificaciones y seguimiento de posibles clientes potenciales.

#8 El currículum es tu primera impresión.

Repasar este documento para incluir tu experiencia laboral más reciente, habilidades relevantes y más puede hacer la diferencia entre usted y otros candidatos. Para cambiar las cosas, trata de armar varios currículos diferentes orientados a posiciones únicas. Un segundo par de ojos es siempre una gran cosa para tener, así que asegúrate de que un amigo o asesor de confianza te vea el documento para asegurar la perfección del CV.

#9 La práctica hace la perfección.

La preparación es la clave del éxito, así que ¿por qué no practicar para tus entrevistas, llamadas telefónicas y evaluaciones de empleo? Para posiciones individuales, investiga un poco sobre la compañía o la posición y formula preguntas probables para la entrevista y sus correspondientes respuestas. No olvides mirarte en un espejo y practicar expresiones faciales o posiciones corporales para impresionar realmente a tus posibles empleadores.

#10 Vestir para impresionar

Nuestro último consejo para aumentar tu empleabilidad y tus posibilidades de conseguir ese trabajo es dejar una impresión con su apariencia. El atuendo profesional y bien ensamblado le permite al entrevistador saber que estás comprometido a calificar la posición y también te da una valiosa idea de la clase de empleado de calidad que serías.

 

¡Buena suerte!