¿Cuáles son las debilidades que se deben decir en una entrevista?

La mayoría de los gerentes de contratación esperan que los candidatos a un puesto de trabajo identifiquen una o dos debilidades durante una entrevista. Sin embargo, muchos candidatos se sienten incómodos o no están seguros de cómo abordar este tema. Si bien es importante reconocer tus debilidades, es igual de importante mostrar que estás trabajando en mejorarlas y que no afectarán negativamente tu capacidad para el puesto de trabajo. Aquí hay algunos consejos para hablar de tus debilidades en una entrevista de trabajo:

Sé honesto - no trates de ocultar o minimizar tus debilidades. Los gerentes de contratación son muy buenos para detectar cuando los candidatos no están siendo honestos. En su lugar, enfócate en cómo has trabajado para superar tus debilidades. Esto mostrará que eres consciente de tus debilidades y que estás dispuesto a hacer el trabajo para mejorar.

Elige una debilidad que no sea esencial para el puesto - cuando identifiques una debilidad, asegúrate de que no sea esencial para el puesto de trabajo. Por ejemplo, si estás candidato a un puesto de ventas, no querrás decir que eres tímido o que no te gusta hablar con extraños. En cambio, podrías decir que a veces te cuesta tomar la iniciativa o que eres un poco perfeccionista.

Enfócate en tu progreso - cuando hables de tus debilidades, enfócate en el progreso que has hecho para superarlas. Esto mostrará que eres consciente de tus debilidades y que estás dispuesto a trabajar para mejorar. Por ejemplo, si tu debilidad es que a veces te cuesta tomar la iniciativa, podrías decir algo como: "He estado trabajando en ser más proactivo en mi trabajo y en mi vida personal. He estado tomando más iniciativas y hablando con más gente. Esto me ha ayudado a mejorar mi confianza y habilidades sociales".

Concéntrese en la solución, no en el problema - cuando hables de tus debilidades, enfócate en cómo has superado o estás superando el problema. Los gerentes de contratación quieren saber que eres capaz de superar tus debilidades y que no van a ser un problema en el puesto de trabajo. Por ejemplo, si tu debilidad es que a veces te cuesta tomar la iniciativa, podrías decir algo como: "He estado trabajando en ser más proactivo en mi trabajo y en mi vida personal. He estado tomando más iniciativas y hablando con más gente. Esto me ha ayudado a mejorar mi confianza y habilidades sociales".

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?