¿Qué población tienen más riesgo de no incorporarse al mercado laboral?

Desempleo estructural, falta de formación y barreras de género son algunas de las principales causas que dificultan la incorporación de determinadas poblaciones al mercado laboral.

Según datos del INE, el desempleo juvenil en España se sitúa en el 33,4%, frente al 20,6% de la población activa en general. Esto supone que más de un millón de jóvenes entre 16 y 29 años no tiene trabajo.

Otro de los colectivos con mayor paro son las personas mayores de 45 años. Aunque la tasa de desempleo en este grupo de edad se ha reducido en los últimos años, sigue siendo muy elevada, alcanzando el 18,2%.

Por otro lado, las mujeres también tienen más dificultades para acceder al mercado laboral. Aunque el número de mujeres trabajadoras ha aumentado en los últimos años, todavía hay una brecha salarial significativa entre hombres y mujeres. De hecho, según datos del INE, en 2019 las mujeres cobraban un 14,6% menos que los hombres.

Otro de los factores que dificultan la incorporación al mercado laboral es la falta de formación. Según datos de la OCDE, en España el 23,4% de la población adulta no tiene ningún tipo de formación. Este porcentaje es especialmente elevado entre los jóvenes de entre 25 y 34 años, en los que el 32,8% no tiene ningún tipo de formación.

En definitiva, el desempleo, la falta de formación y las barreras de género son algunas de las principales causas que dificultan la incorporación de determinadas poblaciones al mercado laboral.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?