¿Cómo me puedo jubilar a los 52 años?

La jubilación es un derecho adquirido a través de los aportes realizados durante toda la vida laboral. Se trata de un beneficio que sirve para proteger al trabajador una vez que ha dejado de laborar, por lo que es muy importante conocer los requisitos y pasos a seguir para acceder a él.

En el Régimen General de la Seguridad Social, el beneficio de jubilación se otorga a los afiliados que cumplan con los requisitos establecidos en la Ley y que hayan cotizado el número de años necesarios.

Para tener derecho a la jubilación, se debe tener una edad mínima (65 años para los hombres y 60 para las mujeres) y un número mínimo de años de cotización (15 años para los hombres y 12 para las mujeres).

No obstante, existen algunas excepciones que permiten adelantar la edad de jubilación. Por ejemplo, los trabajadores que realicen actividades especialmente penosas, insalubres o peligrosas pueden jubilarse a los 60 años (hombres) o a los 55 años (mujeres).

Asimismo, los afiliados al Régimen de Jubilación del Magisterio Nacional pueden acceder a su beneficio con una edad mínima de 60 años (hombres) o de 55 años (mujeres), siempre y cuando hayan cotizado el número mínimo de años requeridos.

Por último, cabe destacar que desde el 1 de enero de 2019, se ha establecido un nuevo sistema de cotización en el Régimen General de la Seguridad Social, según el cual se podrá acceder a la jubilación con una edad mínima de 67 años (hombres y mujeres).

¿Qué necesito para jubilarme a los 52 años?

Para jubilarse a los 52 años, se necesita tener una pensión o una renta mensual suficiente para cubrir los gastos de vida. En España, la pensión mínima garantizada actualmente es de 844,40 euros al mes. También se debe tener una reserva de dinero para los imprevistos.

Para calcular la pensión mensual, se divide la base reguladora entre 1.296 (52 años). La base reguladora es el total de las cotizaciones a la Seguridad Social realizadas durante toda la vida laboral, más los aportes voluntarios. En el caso de los trabajadores por cuenta propia, la base reguladora se calcula de forma diferente.

Para saber si se tiene derecho a la pensión mínima garantizada, se puede consultar el Reglamento General de Prestaciones. En este documento se detalla cómo se calcula la pensión mínima garantizada y qué requisitos se deben cumplir para acceder a ella.

¿Cuántos años tienes que tener cotizados para cobrar la paga de los 52 años?

La paga de los 52 años es una prestación que otorga el INSS (Instituto Nacional de Seguro Social) a los trabajadores que cumplen con ciertos requisitos y que se encuentran en una situación de jubilación forzosa. Para acceder a esta prestación, el trabajador debe tener cotizados al menos 52 años y un mínimo de 1.250 semanas cotizadas.

La paga de los 52 años se otorga a los trabajadores que, por cumplir la edad establecida en la ley (65 años para los hombres y 60 años para las mujeres), se encuentran en una situación de jubilación forzosa. Para acceder a esta prestación, el trabajador debe tener cotizados al menos 52 años y un mínimo de 1.250 semanas cotizadas.

En el caso de los trabajadores que hayan cotizado por lo menos 52 años, pero que no alcancen las 1.250 semanas cotizadas, el INSS les otorgará una prestación denominada paga proporcional. La cuantía de esta prestación se calcula de la siguiente manera:

52 años de cotización / 1.250 semanas cotizadas x 100 = % de prestación

Por ejemplo, si un trabajador tiene cotizados 50 años, la prestación que le corresponderá será del 80%.

¿Quién tiene derecho a cobrar la ayuda de mayores de 52 años?

Los ciudadanos españoles mayores de 52 años, que no perciban otra pensión o renta, y cuyos ingresos sean inferiores al salario mínimo interprofesional, tienen derecho a percibir la denominada "ayuda de mayores de 52 años".

Para acceder a esta prestación, los interesados deberán presentar la solicitud pertinente en el organismo competente, acompañada de la documentación requerida. En concreto, se deberá acreditar:

  • La edad del solicitante, mediante el DNI o cualquier otro documento oficial que lo acredite.
  • La nacionalidad española o el estatus de residente en España, a través del DNI, el pasaporte o el certificado de registro como ciudadano de la Unión.
  • El empadronamiento en el municipio correspondiente.
  • La situación de desempleo certificada, a través de la Tarjeta de demanda de empleo.
  • Los ingresos percibidos en el último mes, que no superen el salario mínimo interprofesional.

Una vez presentada la solicitud, el organismo competente evaluará si el solicitante reúne los requisitos para acceder a la prestación, y procederá a tramitarla. En caso de que la solicitud sea denegada, el interesado podrá reclamar la decisión ante la autoridad judicial competente.

¿Cómo se llama el subsidio para mayores de 52 años?

El subsidio para mayores de 52 años es una prestación económica a la que pueden acceder los trabajadores mayores de 52 años que se encuentren en situación de desempleo y que cumplan los requisitos establecidos en la normativa vigente. Este subsidio tiene como objetivo facilitar la reinserción laboral de los trabajadores mayores de 52 años en paro, y se caracteriza por ser una prestación mensual, no contributiva y no reembolsable.

Para poder acceder a este subsidio, los trabajadores deben cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Estar inscrito como demandante de empleo en la oficina de empleo correspondiente.
  • No tener ninguna otra prestación por desempleo ni estar cobrando un subsidio por incapacidad temporal.
  • No estar en situación de alta o baja por enfermedad, ni estar percibiendo una pensión por jubilación, invalidez o viudedad.
  • No estar cobrando un subsidio por maternidad, paternidad o adopción.
  • No estar realizando estudios de formación ni cursos de capacitación profesional.
  • No estar en prisión ni en un centro de internamiento por orden judicial.

Para solicitar este subsidio, los trabajadores deben dirigirse a la oficina de empleo correspondiente y presentar la documentación necesaria, que se detalla a continuación:

  • Solicitud del subsidio, en la que se deberá indicar el número de la Seguridad Social, la fecha en la que se perdió el empleo y la dirección postal.
  • Documentación acreditativa de la situación de desempleo, que puede ser el certificado de empadronamiento en el caso de los trabajadores por cuenta propia, o el certificado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social en el caso de los trabajadores por cuenta ajena.
  • Documentación acreditativa de las rentas percibidas por el solicitante y por los miembros de su unidad familiar, que deberá presentarse en el caso de que se perciba alguna renta.
  • Documentación acreditativa de la situación de cuidador principal de una persona en situación de dependencia, que deberá presentarse en el caso de que el solicitante cumpla este requisito.

Una vez presentada la documentación, se evaluará si el solicitante cumple los requisitos para acceder al subsidio y, en caso de que así sea, se le concederá la prestación económica. El importe del subsidio será de hasta 833,33 euros mensuales, y se abonará en la cuenta bancaria indicada por el solicitante.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?