¿Cuántos días hay que trabajar en la jubilación parcial?

La jubilación parcial es una opción que permite a los trabajadores acceder a la jubilación sin necesidad de dejar de trabajar por completo. Existen diferentes modalidades de jubilación parcial, pero en general, todas ellas requieren que el trabajador cumpla ciertos requisitos de edad y años de cotización, y que trabaje un número mínimo de días al año.

En España, la jubilación parcial está regulada por la Ley de Seguridad Social y por el Real Decreto 1346/2007 , que establece que el número mínimo de días que se debe trabajar al año para acceder a la jubilación parcial es de 120 .

Este número de días se puede reducir en algunos casos especiales, como por ejemplo, si el trabajador cotiza por una base mínima , si tiene 65 años de edad o si tiene una discapacidad igual o superior al 33% . En estos casos, el número mínimo de días requeridos se reducirá a 100 .

La jubilación parcial también está disponible para los trabajadores que cotizan por una base mínima . En este caso, el número mínimo de días requeridos se reduce a 100 . Para los trabajadores con 65 años de edad o más, el número mínimo de días requeridos también se reduce a 100 . Para los trabajadores con una discapacidad igual o superior al 33% , el número mínimo de días requeridos también se reduce a 100 .

¿Cómo funciona la jubilación parcial con contrato de relevo?

Desde 2012, los trabajadores españoles tienen la posibilidad de jubilarse parcialmente y, al mismo tiempo, contratar a otra persona para que les releve en su puesto de trabajo. Se trata de una modalidad muy interesante para aquellos trabajadores que quieren disfrutar de una jubilación anticipada, pero no están dispuestos a renunciar por completo a su trabajo. Veamos, a continuación, en qué consiste esta modalidad y cómo funciona.

La jubilación parcial con contrato de relevo es una modalidad de jubilación anticipada que permite a los trabajadores disfrutar de una reducción de su jornada laboral sin que ello suponga una reducción proporcional de su pensión. Es decir, los trabajadores que opten por esta modalidad podrán seguir trabajando, pero a tiempo parcial.

Para poder acceder a esta modalidad de jubilación, los trabajadores deberán cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Tener al menos 55 años de edad.
  • Estar empadronados en España.
  • Estar dados de alta en la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia o ajena.
  • Cumplir con el periodo mínimo de cotización requerido.
  • No haber solicitado previamente la jubilación anticipada.

Una vez cumplidos estos requisitos, los trabajadores podrán solicitar la jubilación parcial con contrato de relevo a través de la página web de la Seguridad Social. La solicitud deberá ser acompañada de un contrato de relevo en el que se especifique, entre otras cosas, la jornada laboral que el trabajador va a realizar y el salario que va a percibir. Una vez que se haya presentado la solicitud, la Seguridad Social se encargará de realizar una valoración del contrato de relevo y, en función de ella, otorgar o denegar la jubilación parcial.

En el caso de que la jubilación parcial con contrato de relevo sea otorgada, la Seguridad Social se encargará de abonar la pensión al trabajador de acuerdo con la jornada laboral que éste haya especificado en el contrato de relevo. Por su parte, el trabajador deberá abonar la cuota correspondiente a la Seguridad Social de acuerdo con la jornada laboral que vaya a realizar.

¿Cómo queda la jubilación parcial con la nueva reforma laboral?

La jubilación parcial supondrá una pérdida de prestaciones para los trabajadores que decidan dejar de trabajar a tiempo completo. Hasta ahora, los trabajadores que querían jubilarse parcialmente podían hacerlo sin perder prestaciones, pero con la nueva reforma laboral, esto va a cambiar.

A partir de ahora, los trabajadores que decidan jubilarse parcialmente perderán un 3% de sus prestaciones por cada año que dejen de trabajar a tiempo completo. Esto significa que si un trabajador decide jubilarse parcialmente a los 65 años, perderá un 15% de sus prestaciones. Sin embargo, si el trabajador decide jubilarse a los 70 años, perderá un 30% de sus prestaciones.

La nueva reforma laboral también supondrá una pérdida de prestaciones para los trabajadores que decidan dejar de trabajar a tiempo completo. Hasta ahora, los trabajadores que querían jubilarse parcialmente podían hacerlo sin perder prestaciones, pero con la nueva reforma laboral, esto va a cambiar.

A partir de ahora, los trabajadores que decidan jubilarse parcialmente perderán un 3% de sus prestaciones por cada año que dejen de trabajar a tiempo completo. Esto significa que si un trabajador decide jubilarse parcialmente a los 65 años, perderá un 15% de sus prestaciones. Sin embargo, si el trabajador decide jubilarse a los 70 años, perderá un 30% de sus prestaciones.

¿Qué ventajas tiene la jubilación parcial?

La jubilación parcial consiste en reducir la jornada laboral y, por tanto, la remuneración percibida, manteniéndose en el mercado laboral. Puede ser una opción interesante para aquellas personas que no se encuentran en condiciones de acceder a la jubilación anticipada o que, simplemente, no quieren dejar de trabajar. Algunas de las principales ventajas de la jubilación parcial son las siguientes:

- Se mantiene la actividad laboral: la jubilación parcial permite mantenerse activo en el mercado laboral, lo que resulta beneficioso tanto a nivel personal como profesional. Además, permite mantener una cierta estabilidad económica.

- Se reduce la carga laboral: al trabajar menos horas, la persona jubilada parcialmente tiene más tiempo libre para dedicarlo a otras actividades, lo que puede mejorar su calidad de vida.

- Se puede combinar con otras actividades: la jubilación parcial permite combinar el trabajo con otras actividades, como el cuidado de los nietos o el desarrollo de otras actividades de ocio.

- Se puede acceder a la jubilación anticipada: en algunos casos, la jubilación parcial puede ser un paso intermedio para acceder a la jubilación anticipada.

¿Cuánto se pierde con la jubilación parcial?

La jubilación parcial permite a los trabajadores reducir su jornada laboral para, al mismo tiempo, disfrutar de una pensión parcial. Se trata de una alternativa que cada vez tiene más aceptación entre los españoles y que les permite combinar la vida laboral y la jubilación, de tal forma que puedan seguir aportando su experiencia y conocimientos a la empresa y, al mismo tiempo, tener más tiempo para dedicarse a otras actividades. No obstante, antes de tomar esta decisión es importante que conozcas cuánto se pierde con la jubilación parcial.

La jubilación parcial supone una reducción de la base de cotización, de tal forma que se produce una reducción de la pensión futura. No obstante, esto no significa que la pensión futura vaya a ser significativamente menor, ya que se trata de una reducción progresiva. Es decir, a medida que se acerca la edad de jubilación, la base de cotización se va reduciendo, de tal forma que la pensión también se va reduciendo poco a poco.

Por lo tanto, si estás pensando en jubilarte parcialmente, es importante que tengas en cuenta que la reducción de la pensión será proporcional a la reducción de la base de cotización. Así, si reducimos nuestra jornada laboral en un 50%, nuestra pensión también se verá reducida en un 50%.

No obstante, aunque la jubilación parcial suponga una reducción de la pensión, no significa que no sea una buena opción. De hecho, para muchas personas, la jubilación parcial supone una mejora de la calidad de vida, ya que les permite disfrutar de más tiempo libre para hacer otras actividades.

En cualquier caso, antes de tomar una decisión, es importante que consultes con un asesor para que puedas conocer cuál es la mejor opción para ti.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?