¿Cuáles son los convenios especiales?

Los convenios especiales son acuerdos internacionales en virtud de los cuales un Estado reconoce la personalidad jurídica de una organización internacional y otorga a ésta ciertos derechos y privilegios. En concreto, el reconocimiento de la personalidad jurídica internacional de una organización permite que ésta adquiera derechos y contraiga obligaciones en virtud del derecho internacional y, en consecuencia, que pueda ser sujeto de derechos y obligaciones en el derecho internacional. En cuanto a los derechos y privilegios que pueden ser otorgados a una organización internacional en virtud de un convenio especial, éstos pueden ser muy variados e incluir, entre otros: el derecho de representar a sus miembros ante los organismos internacionales, el derecho de celebrar contratos internacionales, el derecho de adquirir y poseer bienes inmuebles, el derecho de gozar de inmunidad de ejecución y el derecho de establecer oficinas y delegaciones en los países miembros.

Los convenios especiales son una forma de reconocimiento por parte de los Estados de la personalidad jurídica internacional de una organización. En virtud de estos acuerdos, los Estados reconocen los derechos y privilegios de las organizaciones internacionales y se comprometen a respetar y facilitar el ejercicio de estos derechos. Los convenios especiales son, por tanto, una forma de cooperación entre los Estados y las organizaciones internacionales.

La mayoría de las organizaciones internacionales cuentan con un convenio especial que regula su estatuto jurídico y define sus derechos y obligaciones. Algunos ejemplos de organizaciones internacionales con un convenio especial son la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

¿Qué son convenios especiales?

Los convenios especiales son acuerdos internacionales entre el Ecuador y otros países que tienen como objetivo regular la situación de los ciudadanos ecuatorianos que viven en el extranjero, así como de los extranjeros que viven en el Ecuador.

Los principales convenios especiales son:

  • Convenio sobre el Estatuto de los Refugiados
  • Convenio sobre los Derechos del Niño
  • Convenio sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer
  • Convenio contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes
  • Los convenios especiales tienen prioridad sobre las leyes nacionales, por lo que los ciudadanos ecuatorianos pueden acudir a los organismos internacionales para hacer valer sus derechos en caso de que se vean afectados por una violación de dichos convenios.

    ¿Quién puede solicitar convenio especial?

    Los convenios especiales son acuerdos entre el estudiante y la universidad que le permiten a los estudiantes ajustar su programa de estudios a sus necesidades específicas. Si bien el uso de los convenios especiales es generalmente voluntario, en algunos casos pueden ser requeridos.

    Los convenios especiales se pueden utilizar para ajustar el horario de clases, el lugar de trabajo, el crédito y el programa de estudios. En algunos casos, los convenios especiales se pueden utilizar para obtener créditos por la experiencia laboral.

    Para solicitar un convenio especial, los estudiantes deben ponerse en contacto con el coordinador de programa o el decano de la facultad de la universidad.

    ¿Cuándo se puede solicitar convenio especial?

    Existen diversas situaciones en las que se puede solicitar un convenio especial a la Seguridad Social, como por ejemplo, cuando se trata de una relación laboral atípica, cuando el trabajador presta sus servicios en el extranjero o en el caso de trabajadores autónomos.

    Por otro lado, también se puede solicitar convenio especial en el caso de trabajadores a tiempo parcial, trabajadores fijos discontinuos, trabajadores en prácticas, trabajadores en formación o aprendices.

    Para solicitar un convenio especial hay que dirigirse a la oficina de la Seguridad Social más cercana y presentar la documentación necesaria, que normalmente es la siguiente:

    • DNI o pasaporte del trabajador
    • Documentación acreditativa de la relación laboral
    • Número de afiliación a la Seguridad Social

    Una vez que se presenta toda la documentación, se realiza un estudio de la solicitud y, en función del resultado, se otorga o deniega el convenio especial.

    ¿Qué es el convenio especial para mayores de 55 años?

    Los trabajadores mayores de 55 años tienen la posibilidad de acogerse al convenio especial para mayores de 55 años. Se trata de una modalidad especial de contrato a tiempo parcial en la que el trabajador puede elegir la jornada que más se adapte a sus necesidades, siempre y cuando no exceda de las 30 horas semanales. Este tipo de contrato tiene una duración mínima de 12 meses y una máxima de 36 meses.

    Para poder acceder a este tipo de contrato, el trabajador debe cumplir los siguientes requisitos:

    • Tener 55 años de edad
    • Estar inscrito como demandante de empleo
    • No tener un contrato de trabajo a tiempo completo

    Una de las principales ventajas de este tipo de contrato es que el trabajador puede combinarlo con prestaciones por desempleo. De esta forma, si el trabajador cumple los requisitos para acceder a las prestaciones por desempleo, podrá combinar las prestaciones con el trabajo a tiempo parcial.

    Otra de las ventajas es que el trabajador no está obligado a aceptar la jornada que le ofrezca el empleador. El trabajador puede elegir la jornada que más se adapte a sus necesidades. No obstante, la jornada no puede exceder de las 30 horas semanales.

    Por último, otra de las ventajas de este tipo de contrato es que no requiere de un periodo de prueba. El trabajador puede comenzar a trabajar de forma inmediata. No obstante, el empleador sí puede despedir al trabajador si no cumple con las expectativas.

    ¿Quieres encontrar trabajo?

    ¿Quieres encontrar trabajo?