¿Cómo cotizan las horas extras a efectos de la Seguridad Social?

En España, las horas extras se rigen por el Estatuto de los Trabajadores, que establece que el tiempo de trabajo ordinario de un trabajador no puede superar las 40 horas semanales. Sin embargo, existen excepciones en las que se pueden realizar horas extras, siempre y cuando estén pactadas de forma voluntaria por ambas partes.

Por lo general, las horas extras se pagan con un recargo del 25% sobre el sueldo base. Esto significa que si un trabajador cobra 10 euros por hora, por ejemplo, cobrará 12,5 euros por hora extra. No obstante, existen algunas excepciones en las que el recargo puede ser del 50% o incluso del 100%.

Las horas extras también se cotizan a la Seguridad Social, de la misma forma que las horas ordinarias. Esto quiere decir que se cotizan a la base de cotización general, que es del 26,37% (a partir de 2020), y que se aplican las mismas bonificaciones que a las horas ordinarias.

Por lo tanto, si un trabajador cobra 10 euros por hora y hace 2 horas extras, por ejemplo, cobrará 25 euros por las 2 horas (12,5 euros por hora extra). De estos 25 euros, se cotizarán 6,59 euros a la Seguridad Social (26,37% de 25 euros).

¿Cómo se calcula la base de cotización por horas extraordinarias?

La base de cotización para las horas extras es la remuneración bruta devengada por el trabajador en el mes de cotización, incluyendo los complementos retributivos que figuren en la nómina, pero excluyendo los pagos en especie, las prestaciones sociales y las retenciones en la fuente.

La base de cotización para los días de descanso retribuido es la remuneración bruta devengada por el trabajador en el mes de cotización, incluyendo los complementos retributivos que figuren en la nómina, pero excluyendo los pagos en especie, las prestaciones sociales y las retenciones en la fuente.

La base de cotización para los días de vacaciones retribuidas es la remuneración bruta devengada por el trabajador en el mes de cotización, incluyendo los complementos retributivos que figuren en la nómina, pero excluyendo los pagos en especie, las prestaciones sociales y las retenciones en la fuente.

¿Qué retención se aplica a las horas extras?

Si trabaja horas extras, es posible que tenga derecho a una mayor remuneración. Sin embargo, las horas extras también están sujetas a impuestos. Aquí le explicamos cómo se calcula la retención de impuestos sobre las horas extras.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la ley establece un límite en el número de horas extras que se pueden trabajar en un día y en una semana. Si trabaja más de las horas permitidas, tiene derecho a una remuneración adicional del 50% de su tarifa horaria normal.

Por otro lado, si trabaja en días festivos, también tiene derecho a una remuneración adicional. En este caso, la tarifa horaria adicional será del 100%.

Para calcular la retención de impuestos sobre las horas extras, se debe tener en cuenta el sueldo bruto (es decir, el sueldo antes de descontar los impuestos). Si el sueldo bruto es inferior a 1.500 euros, la retención será del 19%. Si el sueldo bruto es superior a 1.500 euros, la retención será del 24%.

¿Cómo cotizan las horas extras no estructurales?

¿Qué son las horas extras no estructurales?

Las horas extras no estructurales son aquellas que se realizan fuera de la jornada habitual y no están establecidas por un convenio colectivo. Son voluntarias y por lo general se pagan a una tarifa horaria más alta que la del trabajo habitual.

¿Cómo se cotizan las horas extras no estructurales?

Las horas extras no estructurales se cotizan de la misma forma que el trabajo habitual, es decir, se cotizan a la Seguridad Social por el total de horas extras realizadas.

¿Cuál es el importe máximo de las horas extras no estructurales?

El importe máximo de las horas extras no estructurales es de 12 horas por semana o de 48 horas al mes.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?