¿Cuántos días me corresponden por ingreso hospitalario de un familiar?

La Ley Estatutaria de Salud (Decreto 4575 de 2011) contempla en su artículo 84 el derecho de los trabajadores a gozar de un permiso retribuido de hasta tres días calendario por el ingreso hospitalario de un familiar directo, siempre y cuando dicho ingreso se haya producido en un establecimiento público o privado con prestación de servicios de salud autorizado por la autoridad competente.

Aunque el permiso es retribuido, es decir, el trabajador no pierde su salario, no está exento de cumplir con sus obligaciones laborales. En consecuencia, deberá notificar a su empleador el ingreso hospitalario de su familiar directo y el día en que se ha producido, a más tardar el tercer día hábil siguiente al ingreso.

La notificación deberá hacerse por escrito, y deberá constar, como mínimo, el nombre y apellidos del enfermo, el parentesco que lo une al trabajador, el nombre y dirección del establecimiento donde se encuentre ingresado y el día del ingreso. No obstante, el empleador podrá solicitar, si lo considera necesario, al trabajador que acredite dicho ingreso mediante la presentación de un justificante.

Una vez notificado el ingreso, el trabajador podrá disfrutar del permiso retribuido de forma ininterrumpida o en días sucesivos, siempre y cuando el total de los días de permiso no exceda de tres. Si el enfermo es menor de edad o incapacitado, el permiso podrá ser disfrutado por el progenitor, tutor o representante legal, en su caso.

Este permiso no será aplicable en los casos en que el familiar directo del trabajador esté ingresado en un establecimiento de salud como consecuencia de un accidente de trabajo o enfermedad profesional. En estos casos, el trabajador dispondrá de los permisos establecidos en la legislación específica sobre seguridad y salud en el trabajo.

¿Cuántos días corresponden por ingreso de un familiar de primer grado?

Los días de permiso por ingreso de un familiar de primer grado son 7 días consecutivos. En caso de que el familiar en cuestión esté ingresado en un centro de salud a más de 100 km. de la residencia habitual del trabajador, el permiso será de 14 días consecutivos.

En ambos casos, el trabajador deberá comunicar el ingreso del familiar al empresario con la debida antelación, y aportar la documentación acreditativa del mismo. Asimismo, el empresario podrá exigir al trabajador que justifique el uso del permiso y la concurrencia de las circunstancias que lo motivan.

Los permisos retribuidos por ingreso de familiar de primer grado se encuentran regulados en el artículo 37.2 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

¿Cómo se cuentan los días de permiso por hospitalización?

Si usted está hospitalizado debido a una enfermedad o lesión, los días que pasa en el hospital se cuentan como días de trabajo. Esto significa que usted tiene derecho a recibir su sueldo regular por esos días. Sin embargo, si usted está hospitalizado por más de tres días consecutivos, puede tener derecho a tomar días de permiso por enfermedad con goce de sueldo.

Para tener derecho a este permiso, usted debe presentar un certificado médico que indique que está hospitalizado y la fecha en que se espera que se le dará el alta. Si usted está de acuerdo, su empleador puede solicitar una copia del certificado médico. Sin embargo, usted no está obligado a proporcionar una copia si no desea hacerlo. Si usted no está de acuerdo, su empleador puede denegarle el permiso.

Una vez que se le haya dado el alta del hospital, usted puede tomar un máximo de tres días de permiso por enfermedad con goce de sueldo. Si usted toma más de tres días, deberá presentar un certificado médico que indique que aún está enfermo o que necesita más tiempo para recuperarse. Si usted no puede presentar un certificado médico, su empleador puede denegarle el permiso y puede considerar que ha cometido una falta grave.

Los días de permiso por enfermedad se cuentan de la misma manera que los días de enfermedad regular. Esto significa que si usted tiene una enfermedad o lesión que ocurre fuera del trabajo, los días que pasa en el hospital se cuentan como días de enfermedad. Si usted toma más de tres días de permiso, deberá presentar un certificado médico. Si usted no puede presentar un certificado médico, su empleador puede denegarle el permiso y puede considerar que ha cometido una falta grave.

¿Cuántos días me pertenecen por hospitalización de mi hermano?

Mi hermano ha estado en el hospital durante una semana y me gustaría saber cuántos días de mi vida laboral me corresponden. Es decir, ¿cuántos días puedo ausentarme del trabajo para cuidar de él?

La Ley de Protección a los Trabajadores Malatísimos y a sus Familiares establece que el trabajador malatísimo tiene derecho a un permiso de ausencia retribuido por hospitalización, por un período máximo de 60 días consecutivos por cada evento de enfermedad que así lo justifique.

En el caso de hospitalización de un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, se establece un período de ausencia retribuido de hasta 10 días hábiles consecutivos, por cada evento de enfermedad que así lo justifique.

¿Qué se considera un ingreso hospitalario?

Un ingreso hospitalario es aquel en el que el paciente es admitido a un centro hospitalario y requiere de habitación y cuidados especializados por un período de tiempo determinado. En la mayoría de los casos, un ingreso hospitalario implica que el paciente necesite de tratamiento médico o quirúrgico, y que no pueda ser atendido de forma ambulatoria.

Por lo general, un ingreso hospitalario es planeado de forma previa, ya que requiere de la reserva de una habitación y de la coordinación de un equipo médico. No obstante, existen casos de emergencia en los que el ingreso se realiza de forma imprevista.

En algunos casos, el ingreso hospitalario puede ser programado, es decir, planificado de forma previa en función de las necesidades del paciente. Por ejemplo, si se va a realizar una cirugía, el ingreso hospitalario suele ser programado para que el paciente esté en las mejores condiciones posibles antes de someterse a la intervención. Asimismo, si el paciente necesita de cuidados especiales o de un tratamiento intensivo, el ingreso puede ser programado para garantizar una atención personalizada y de calidad.

En otros casos, el ingreso hospitalario puede ser urgente o de emergencia. Esto suele ocurrir cuando el paciente presenta un cuadro clínico grave o cuando existe un riesgo de vida. En estos casos, el paciente es trasladado de forma inmediata al hospital y se le proporciona toda la atención médica necesaria para estabilizar su estado de salud.

En algunos casos, el ingreso hospitalario puede ser voluntario. Esto suele ocurrir cuando el paciente necesita de un tratamiento o de un cuidado específico y prefiere hacerlo en un centro hospitalario. Por ejemplo, si el paciente necesita realizarse una prueba médica o si necesita reposo para recuperarse de una enfermedad, puede decidir ingresar voluntariamente en un hospital.

En otras ocasiones, el ingreso hospitalario puede ser involuntario. Esto suele ocurrir cuando el paciente no puede decidir por sí mismo si ingresa o no en un hospital, ya que se encuentra en un estado de inconsciencia o de incomprensión. En estos casos, el ingreso suele ser decidido por un familiar o por un representante legal.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?