¿Cómo se puede perder la pensión no contributiva?

La pensión no contributiva es un beneficio otorgado por el Estado a aquellas personas mayores de 65 años que no han cotizado suficientes años para obtener una pensión contributiva. Para mantener este beneficio, los pensionistas no contributivos deben cumplir ciertos requisitos, entre ellos, estar al corriente de sus obligaciones tributarias y no superar un determinado nivel de ingresos. En caso de incumplimiento de estos requisitos, se puede perder el beneficio de la pensión no contributiva.

Para evitar perder la pensión no contributiva, los pensionistas deben estar al día con sus obligaciones tributarias. Si se atrasan en el pago de cualquier impuesto, el beneficio de la pensión no contributiva puede ser suspendido hasta que se regularicen las deudas. Asimismo, los pensionistas no contributivos deben mantener unos ingresos inferiores a un determinado límite. En caso de superar dicho límite, el beneficio de la pensión no contributiva será cancelado.

Para evitar perder el beneficio de la pensión no contributiva, los pensionistas deben cumplir estrictamente con todos los requisitos establecidos. En caso de duda, se recomienda consultar con un asesor tributario para asegurarse de que se cumplen todos los requisitos necesarios.

¿Cómo se puede perder una pensión?

Un beneficio de jubilación o pensión se puede perder por varias razones. Algunas de estas son:

  • No presentar la documentación adecuada. Algunos beneficios requieren que se presente una solicitud y otros documentos. Si no se presentan los documentos requeridos, el beneficio puede ser negado.
  • No cumplir con los requisitos de elegibilidad. Algunos beneficios requieren que se cumplan ciertos requisitos. Por ejemplo, para algunos beneficios se requiere que una persona esté empleada o que tenga un ingreso mínimo.
  • No notificar cambios en la situación. Si hay cambios en la situación de un beneficiario, es importante que se notifique al organismo que otorga el beneficio. Por ejemplo, si un beneficiario deja de estar empleado, debe notificarlo al organismo correspondiente.

Para evitar que se pierda un beneficio de jubilación o pensión, es importante estar al tanto de las condiciones y requisitos de elegibilidad. También es importante mantenerse en contacto con el organismo que otorga el beneficio y notificar cualquier cambio en la situación.

¿Qué ingresos se tienen en cuenta para la pensión no contributiva?

La pensión no contributiva es un beneficio que otorga el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a aquellas personas mayores de 65 años de edad, sin importar si han cotizado o no, siempre y cuando no perciban otra pensión por jubilación, invalidez o cesantía en edad avanzada.

Para acceder a este beneficio, las personas interesadas deberán presentar los siguientes documentos:

  • Acta de nacimiento o identificación oficial con fotografía
  • Comprobante de domicilio
  • CURP
  • Número de Seguro Social
  • Comprobante de ingresos (último recibo de nómina, declaración anual de impuestos, etc.)

Los beneficiarios de la pensión no contributiva percibirán una pensión mensual mínima vital, actualmente en $1,496.50, la cual será depositada directamente en la cuenta bancaria que indicaron al momento de solicitar el beneficio.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?