¿Quién paga la ETT o la empresa?

La Empresa de Trabajo Temporal (ETT) se encarga de buscar trabajo a los demandantes de empleo y cobra una comisión por su servicio. Pero, ¿quién paga esa comisión? ¿La empresa o el trabajador?

La comisión que percibe la ETT está regulada por ley y en la actualidad es del 10% del salario bruto del trabajador. No obstante, hay que tener en cuenta que el trabajador solo paga la comisión de la ETT si consigue el trabajo a través de ella y cumple el contrato.

En el caso de que el trabajador no cumpla el contrato, la comisión corre a cargo de la empresa. Sin embargo, si el trabajador abandona el trabajo antes de que hayan transcurrido los días pactados, la empresa podrá exigirle el pago de la comisión.

Por lo tanto, en el caso de que el trabajador no cumpla el contrato, la comisión corre a cargo de la empresa. Sin embargo, si el trabajador abandona el trabajo antes de que hayan transcurrido los días pactados, la empresa podrá exigirle el pago de la comisión.

¿Cuánto le cuesta a una empresa un trabajador de ETT?

En España, el coste medio de un trabajador de ETT es de 1.600 euros por mes. Esto supone un aumento del 5% en relación con el año anterior. Según el último informe de la Asociación Española de Empresas de Trabajo Temporal (AETT), el coste medio de un trabajador de ETT en España es de 1.600 euros por mes. Esto supone un aumento del 5% en relación con el año anterior. El coste medio de un trabajador de ETT en España es de 1.600 euros por mes. Esto supone un aumento del 5% en relación con el año anterior.

Este aumento se debe, en parte, al incremento de los salarios mínimos. El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha subido un 5,6% desde enero de 2019, pasando de 736,9 euros a 778 euros mensuales. Esto supone un aumento de 41,1 euros al mes en el coste de un trabajador de ETT. En el caso de los trabajadores con salarios superiores al SMI, el aumento también se ha traducido en un incremento de los costes para las empresas de ETT.

Otro factor que ha contribuido al aumento de los costes es la subida de los impuestos. En 2019, se aplicó una subida del Impuesto de Sociedades (IS) para las empresas con beneficios superiores a 300.000 euros anuales. Esto supuso un aumento de los costes fiscales para las empresas de ETT, que se tradujo en un aumento de los costes para los trabajadores de ETT.

Por último, el aumento de los costes se debe también al aumento de los costes de seguridad social. En 2019, se aplicó una subida de las cotizaciones a la Seguridad Social para los trabajadores por cuenta propia y autónomos. Esto supuso un aumento de los costes para las empresas de ETT, que se tradujo en un aumento de los costes para los trabajadores de ETT.

¿Por qué las empresas contratan por ETT?

Existen diferentes motivos por los cuales las empresas contratan por medio de ETT. En primer lugar, las empresas buscan una mano de obra especializada para realizar tareas concretas y puntuales. En segundo lugar, las ETT ofrecen flexibilidad a las empresas, ya que pueden aumentar o disminuir el número de trabajadores en función de las necesidades del momento. Y en tercer lugar, las empresas contratan a través de ETT para reducir costes, ya que las ETT se encargan de todos los trámites administrativos y legales relacionados con el contrato de trabajo.

En general, las empresas contratan por medio de ETT cuando necesitan una mano de obra cualificada y especializada para realizar un trabajo concreto y puntual. Las ETT ofrecen flexibilidad a las empresas, ya que pueden aumentar o disminuir el número de trabajadores en función de las necesidades del momento. Y las empresas contratan a través de ETT para reducir costes, ya que las ETT se encargan de todos los trámites administrativos y legales relacionados con el contrato de trabajo.

¿Qué derechos tiene un trabajador en una ETT?

La Empresa de Trabajo Temporal (ETT) se encarga de cubrir vacantes de forma temporal en una empresa. El trabajador contratado a través de una ETT es considerado un trabajador por cuenta ajena, lo que significa que la relación laboral la mantiene con la ETT y no con la empresa en la que realiza la prestación del servicio. Sin embargo, esto no significa que el trabajador contratado a través de una ETT no tenga derechos, sino todo lo contrario. De hecho, el trabajador por cuenta ajena contratado a través de una ETT tiene más derechos que el trabajador por cuenta propia. A continuación, te detallamos algunos de los derechos que tiene un trabajador contratado a través de una ETT:

  • Derecho a una contratación laboral de acuerdo a la Ley. La ETT no puede obligar al trabajador a aceptar una condición laboral que no esté de acuerdo. Si la ETT no cumple con esta obligación, el trabajador tiene derecho a denunciarla ante la Inspección de Trabajo.
  • Derecho a una remuneración justa y equitativa. La ETT está obligada a pagar al trabajador la remuneración establecida en el contrato laboral. El trabajador tiene derecho a exigir la percepción de todos los complementos salariales a los que tenga derecho, como por ejemplo, el plus de transporte.
  • Derecho a una jornada laboral de acuerdo a la Ley. La ETT no puede obligar al trabajador a aceptar una jornada laboral que no esté de acuerdo. Si la ETT no cumple con esta obligación, el trabajador tiene derecho a denunciarla ante la Inspección de Trabajo.
  • Derecho a unas vacaciones anuales retribuidas. El trabajador contratado a través de una ETT tiene derecho a disfrutar de un periodo de vacaciones anuales de acuerdo a la Ley. La ETT está obligada a pagar al trabajador la remuneración establecida en el contrato laboral durante el periodo de vacaciones.
  • Derecho a la protección de la salud en el trabajo. La ETT está obligada a garantizar la protección de la salud del trabajador en el trabajo. Si la ETT no cumple con esta obligación, el trabajador tiene derecho a denunciarla ante la Inspección de Trabajo.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?