¿Cuándo termina los Ertes 2022?

Los ERTES, expedientes de regulación temporal de empleo, fueron creados como una medida excepcional y temporal para hacer frente a la crisis provocada por el COVID-19. Sin embargo, a medida que avanza la pandemia y se alarga el tiempo de incertidumbre, muchas empresas y trabajadores se preguntan cuándo terminarán los ERTES.

La respuesta, por ahora, es que no se sabe con certeza. Los ERTES han sido prorrogados varias veces y, en su última versión, están vigentes hasta el 30 de junio de 2021. No obstante, dado que la pandemia continúa causando estragos en la economía, es muy probable que sean prorrogados nuevamente.

En cualquier caso, los ERTES no son una medida permanente. Se trata de una herramienta de emergencia que se utiliza en momentos de crisis económica, como la que estamos viviendo actualmente. Por lo tanto, cuando se supera la crisis, los ERTES dejarán de estar vigentes.

Por el momento, lo único que se puede hacer es esperar a que se tomen las decisiones pertinentes y, en función de ellas, adaptar los planes de empresa y de carrera profesional. No obstante, si tienes dudas o necesitas más información, no dudes en consultar con tu departamento de Recursos Humanos o con un asesor laboral.

¿Qué pasa con los Ertes a partir de marzo 2022?

Los Ertes, que eran una medida temporal para hacer frente a la crisis del coronavirus, terminarán a partir de marzo de 2022. A partir de entonces, las empresas que los hayan aplicado tendrán que readaptar sus plantillas a la nueva situación o, en su defecto, realizar despidos.

Los Ertes han sido una herramienta muy útil para muchas empresas que han podido mantener a sus trabajadores a pesar de la crisis económica provocada por el coronavirus. No obstante, a partir de marzo de 2022 las empresas tendrán que hacer frente a la nueva realidad y adaptar sus plantillas a la nueva situación.

En algunos casos, esto podrá significar el despido de algunos trabajadores. Sin embargo, también se espera que muchas empresas puedan evitar esto gracias a la flexibilidad que ofrecen los Ertes. De hecho, muchas empresas ya han anunciado que seguirán aplicando los Ertes de forma parcial o total después de marzo de 2022.

En cualquier caso, será necesario que las empresas analicen cuidadosamente su situación y tomen las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad de sus negocios a largo plazo. De esta forma, se podrá evitar que los trabajadores sean los principales perjudicados de la crisis del coronavirus.

¿Qué pasa con los Ertes a partir de abril 2022?

Los Ertes (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) son una medida de último recurso que se adoptan para hacer frente a una situación de crisis económica, como la que se ha vivido durante la pandemia. En España, se han aplicado a más de 3,5 millones de trabajadores, lo que equivale al 20% de la población activa. El objetivo de los Ertes es proteger el empleo y evitar que los trabajadores tengan que acudir a los despidos. Hasta ahora, se han prorrogado varias veces, pero a partir de abril de 2022 ya no serán válidos y los trabajadores tendrán que volver a sus puestos de trabajo. Esto significa que las empresas tendrán que readaptar sus plantillas y, en algunos casos, realizar despidos. Se espera que el impacto de esta medida se haga sentir de forma especialmente dura en sectores como el turismo, el comercio o la hostelería, que son los que más han sufrido durante la pandemia.

Por otro lado, el Gobierno ha anunciado que va a seguir apoyando a las empresas y a los trabajadores para que esta transición se pueda hacer de la forma más suave posible. Se han puesto en marcha programas de formación y de búsqueda de empleo para que los trabajadores puedan adaptarse a las nuevas demandas del mercado laboral. También se han creado fondos de ayuda para aquellas empresas que tengan que hacer frente a despidos o a reducciones de jornada. En resumen, el Gobierno está haciendo todo lo posible para que la vuelta a la normalidad se produzca de forma ordenada y sin que se produzcan daños irreparables en el tejido económico del país.

¿Qué pasa con los Ertes a partir de febrero 2022?

Los Ertes son una herramienta de flexibilidad laboral que permite a los empresarios adaptar la plantilla de trabajadores a la actividad de la empresa en periodos de baja o reducción de la misma. Así, en los últimos meses, y debido a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, se han multiplicado este tipo de medidas en España.

¿Qué pasa con los Ertes a partir de febrero 2022?

La pregunta que muchos se hacen es si, una vez superada la crisis, seguirán vigentes los Ertes. La respuesta es que, de momento, no hay ninguna decisión tomada al respecto. No obstante, sí que se han anunciado ciertas modificaciones en cuanto a su tramitación y a las prestaciones a las que tienen derecho los trabajadores afectados por un ERE.

En cuanto a la tramitación, a partir de febrero de 2022 se simplificará el procedimiento para solicitar un ERE, de tal forma que se podrá hacer de manera telemática a través de la sede electrónica del Ministerio de Trabajo. Asimismo, se ampliará el plazo para notificar el ERE a los representantes de los trabajadores, que será de 10 días hábiles en lugar de los 5 actuales.

En cuanto a las prestaciones, a partir del 1 de enero de 2022, los trabajadores afectados por un ERE tendrán derecho a un subsidio por desempleo del 80% de su salario base, frente al 70% actual. No obstante, este subsidio solo será compatible con otras prestaciones por desempleo si el importe total de las mismas no supera el salario mínimo interprofesional (SMI).

Por otro lado, cabe destacar que, a partir de enero de 2022, los trabajadores afectados por un ERE tendrán derecho a una prestación por cese de actividad de hasta 12 mensualidades, frente a las 6 actuales. Dicha prestación será compatible con otras prestaciones por cese de actividad, siempre y cuando el importe total no supere el salario mínimo interprofesional.

En cualquier caso, cabe recordar que los Ertes son una medida de carácter excepcional que se aplica en periodos de baja o reducción de la actividad de las empresas. Es decir, una vez superada la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, es probable que esta herramienta laboral deje de estar disponible para las empresas.

¿Cuánto tiempo se puede estar en el ERTE?

En España, actualmente, la duración máxima de un ERTE es de 12 meses. No obstante, esta medida puede prorrogarse en función de las circunstancias que se estén viviendo en el momento. Por ejemplo, si se produce una nueva crisis económica o una situación de emergencia nacional.

Desde el inicio de la crisis del coronavirus en España, el Gobierno ha ido aplicando diferentes medidas de flexibilización en cuanto a la duración de los ERTE. En un primer momento, se estableció que la duración máxima de un ERTE sería de 9 meses. Sin embargo, esta medida fue prorrogada hasta 12 meses en junio de 2020.

En la actualidad, se está estudiando la posibilidad de prorrogar los ERTE más allá de los 12 meses. No obstante, todavía no se ha tomado ninguna decisión al respecto. Por lo tanto, de momento, la duración máxima de un ERTE en España es de 12 meses.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?