¿Cuándo es necesario un delegado de personal?

Los delegados de personal representan a los trabajadores en cuestiones relacionadas con el empleo. Los delegados de personal son elegidos por los trabajadores y se les paga por su tiempo. Los delegados de personal no son empleados de la empresa. No obstante, tienen derecho a asistir a reuniones de personal y a ser informados de las decisiones que afectan al personal.

Los delegados de personal pueden ayudar a los trabajadores a:

  • comprender sus derechos y responsabilidades en el trabajo
  • entender y hacer cumplir los términos y condiciones de su contrato de trabajo
  • resolver problemas en el lugar de trabajo
  • negociar mejoras en el lugar de trabajo

Los delegados de personal representan a todos los trabajadores de una empresa, independientemente de su puesto o nivel de salario. Los delegados de personal son especialmente útiles en grandes empresas o en empresas con muchos trabajadores de diferentes países.

¿Qué diferencia hay entre delegado sindical y delegado de personal?

El delegado de personal es una persona elegida por sus compañeros de trabajo para representarles a nivel laboral. Se trata de una figura muy importante dentro de la empresa, ya que el delegado de personal es el enlace entre los trabajadores y la dirección. Su función principal es velar por los derechos laborales de los trabajadores y hacer valer sus intereses ante la empresa.

Por otro lado, el delegado sindical es una persona elegida por sus compañeros de trabajo para representarles a nivel sindical. El delegado sindical es el enlace entre los trabajadores y el sindicato al que pertenecen. Su función principal es velar por los derechos laborales de los trabajadores y hacer valer sus intereses ante el sindicato.

En resumen, podemos decir que el delegado de personal representa a los trabajadores ante la empresa, mientras que el delegado sindical representa a los trabajadores ante el sindicato.

¿Cuántos delegados por número de trabajadores?

La cantidad de delegados que una empresa debe tener en su plantilla depende del número de trabajadores que la conformen. En concreto, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, las empresas están obligadas a designar delegados de prevención si la plantilla de la empresa asciende a 50 o más trabajadores.

No obstante, en este mismo RD 2/2015 se establece que el número de delegados de prevención deberá ser proporcional al número de trabajadores de la empresa, de tal forma que si la plantilla de la empresa es de 100 o más trabajadores, la empresa deberá designar, como mínimo, 2 delegados de prevención.

Así pues, en función del tamaño de la plantilla de la empresa, el número de delegados de prevención que deberá designar la empresa será el siguiente:

  • 50 a 249 trabajadores: 1 delegado de prevención
  • 250 a 499 trabajadores: 2 delegados de prevención
  • 500 a 999 trabajadores: 3 delegados de prevención
  • 1000 o más trabajadores: 4 delegados de prevención

Cabe destacar que, en el caso de que la plantilla de la empresa esté compuesta por un número de trabajadores que no sea múltiplo de 50 (es decir, que no sea un número entero en el intervalo 50-249, 250-499, 500-999 o 1000 o más), el número de delegados de prevención deberá ser el resultado de dividir el número total de trabajadores entre 50 y, a continuación, redondear hacia arriba el resultado obtenido.

Por ejemplo, si la plantilla de la empresa está compuesta por 97 trabajadores, el número de delegados de prevención que deberá designar la empresa será 2 (97/50=1,94; 1,94 redondeado hacia arriba=2).

Por otro lado, cabe señalar que el número máximo de delegados de prevención que puede haber en una empresa es de 4, por lo que, incluso si la plantilla de la empresa superara el número de 1000 trabajadores, el número máximo de delegados de prevención sería de 4.

¿Cuándo es necesario tener comité de empresa?

La presencia de un comité de empresa es obligatoria en todas aquellas empresas que reúnan los requisitos establecidos legalmente. En concreto, el Real Decreto 1/2001, de 20 de julio, establece en su artículo 5 que serán comités de empresa las asociaciones de trabajadores que se constituyan en las empresas o centros de trabajo que cumplan simultáneamente los siguientes requisitos:

  • a) Que tengan un número mínimo de 50 trabajadores en plantilla en el momento de constitución del comité o que, aun no reuniéndolo, hubieran estado en tal número en los tres meses anteriores.
  • b) Que el porcentaje de trabajadores que forman parte de la asociación sea igual o superior al 10% del total de la plantilla de la empresa.

Por lo tanto, en aquellas empresas que no reúnan estos requisitos no será obligatoria la constitución de un comité de empresa. No obstante, los trabajadores de estas empresas podrán constituir una asociación de representación unitaria, que podrá ser una sección sindical o una delegación de personal, según se establece en el artículo 6 del mismo Real Decreto.

¿Qué función tiene un delegado de personal?

Un delegado de personal es una persona que se encarga de representar a los demás empleados en el lugar de trabajo. Su función es velar por los derechos de los trabajadores y hacer que se cumplan las leyes laborales. También se encarga de organizar actividades y eventos para los empleados, así como de resolver conflictos entre ellos.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?