La importancia del cuidado de tus pies

Actualmente, ir al podólogo es algo que realizamos de forma muy puntual, y como tal es una revisión sanitaria, la cual dejamos en un segundo plano y no le damos la importancia que realmente tiene.

Cuando pensamos en nuestra salud, pasa por desapercibido el cuidado de los pies, pero, aunque no les demos importancia, no quiere decir que no la tenga.

Antes de explicaros las ventajas e importancia que tiene acudir ir al psicólogo, vamos a empezar explicando que es un podólogo y cuáles son sus funciones.

Un podólogo es aquel profesional especializado en el cuidado de los pies. Es el encargado de la prevención, diagnóstico, tratamientos y rehabilitación de las patologías de los pies.

Nuestra sociedad entiende que hay que ir al podólogo cuando sentimos un dolor o cuando percibimos que algo no está bien, y estamos equivocados.

Los pies es la parte de nuestro cuerpo que más sufre a lo largo del tiempo y con el desarrollo de nuestras actividades diarias, por ejemplo, son los pies los que soportan todo nuestro cuerpo, o los que recorren a lo largo de nuestra vida millones de kilómetros.

Por ello, los especialistas recomiendan acudir al podólogo una vez al año, para poder realizar una revisión podológica y así poder evitar problemas futuros, los cuales serán dolorosos y más difíciles de tratar. Estas comprobaciones no solo podrán evitar problemas en los pies, sino en otras partes de nuestro cuerpo.

RAZONES POR LAS QUE ACUDIR AL PODÓLOGO

  1. Ayuda a prevenir lesiones futuras, tartar a tiempo pequeñas molestias en los pies o detectar una mala pisada a tiempo podrá evitarte problemas que pueden surgir a más largo plazo. La salud podológica es fundamental para prevenir problemas que no solo afecten a los pies sino también a otras partes de nuestro cuerpo que dependen en gran medida de la salud de nuestros pies, como, por ejemplo, las rodillas.

  2. Ayuda a conocer tu cuerpo y tu forma de pisada, una mala pisada puede generar en las personas muchos problemas físicos, como, por ejemplo, problemas en la espalda o tendinitis. Por ello, es muy recomendable acudir a un podólogo para que te trate, ya que así evitaras problemas más graves en el futuro.

  3. Ayuda a la hora de realizar deporte, si realizas deporte o vas a empezar a hacerlo, es muy recomendable ir un podólogo para que estudie tus pies, y pueda recomendarte el calzado que más te convenga, de esta forma, conseguirás que la práctica deportiva la realices de la forma más eficiente, y evitando posibles lesiones o molestias.

  4. Conocer si el calzado que utilizas es el idóneo, las mujeres son más propensas a tener problemas en los pies, esto se debe al tipo de calzado que utilizas, por ello, es muy recomendable acudir a un podólogo para que te recomiende el calzado más recomendable para ti.

¿CUÁNDO DEBEMOS ACUDIR AL PODÓLOGO DE FORMA INMEDIATA?

Aunque es recomendable acudir al podólogo de manera rutinaria, como ya hemos mencionado anteriormente. Hay en ocasiones en las que la atención profesional e inmediata de un podólogo es necesaria.

Estos son los casos en los que tienes que acudir a un podólogo para que te atienda de forma inmediata:

-Si eres una persona que de forma muy habitual sufres lesión en tobillos, rodillas o en los pies, debes acudir a un experto para que te evalúe y pueda ayudarte a prevenir estas lesiones

-Patologías comunes, como pueden ser la aparición de juanetes, hongos y callos, cuando tengas este tipo de patologías es necesario acudir a un podólogo para que las trate, y también para determinar las razones por las que han aparecido están patologías, y así evitarlas en un futuro.

-Lesiones deportivas, algo muy común son las lesiones y molestias en los pies de los deportistas, por ello, es necesario acudir a un profesional para que trate estas lesiones, y no evolucionen en algo más grave.

-Pie plano o cabo, en los dos casos es recomendable acudir a un profesional para que realice un seguimiento, y así evitar problemas futuros.

-Pie diabético, las personas que sufren de diabetes, pueden llegar a sufrir daños colaterales como el riego insuficiente de las extremidades, o perdidas de la sensibilidad. Por ello es vital, si eres diabético y tienes molestias en los pies, que acudas a un profesional de la podología para que te evalúe y te trate.

En conclusión, tener un correcto cuidado de tus pies, es tener un buen cuidado de otras partes de tu cuerpo. Acudiendo a un podólogo de forma rutinaria, no solo estás garantizando la salud de tus pies, sino que está previniendo futuras patologías y lesiones futuras en otras partes de tu cuerpo.

¿POR QUÉ DEBEMOS LLEVAR UN CALZADO ADECUADO?

Aunque le demos una gran importancia a la estética del cazado, no debemos olvidarnos de ponernos el calzado más adecuado.

Es de gran importancia utilizar un buen calzado, ya que son los pies los que soporta todo nuestro peso a lo largo del día.

Es una parte de nuestro cuerpo muy delicado y compleja, puesto que está formada por huesos, articulaciones, ligamentos y nervios. Debido a ello, es una zona que es muy normal que sufra lesione. Y con un buen calzado podemos evitarlas.

Un buen calzado nos ayudará a mantener un buen funcionamiento de nuestras articulaciones y a mantener el bienestar de nuestros pies.

Son muchas las personas las que sufren problemas circulatorios, transformaciones en los pies y patologías en el aparato locomotor debido a la utilización de un mal calzado durante un periodo de tiempo largo.

Desde el equipo de Jobatus os recomendamos usar un buen calzado para evitar este tipo de problemas, y para mantener una buena salud de vuestros pies.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?