El mundo visto tras sus ojos

Los recuerdos son imágenes creadas en tu cabeza de momentos vividos, los cuales han significado y marcado un antes y un después en el camino que estás siguiendo, donde creces y creas tu personalidad en base a estos momentos vividos.

¿Qué mejor forma de capturarlos?

La fotografía te permite obtener estos recuerdos capturados en trozos de papel, que a simple vista y para cualquier persona, puede parecer tan solo un trozo de papel como decíamos, pero la realidad es que para la autora de este momento, significa mucho más que aquella lámina, pues le transporta a ese preciso instante, donde pasó durante un pequeño periodo de tiempo un momento importante en su crecimiento ante la vida. Pues la mente humana, a medida que transcurre el tiempo, va olvidando aquellos pequeños detalles pasados y se inunda de otros nuevos. Pero, ¿A quién no le gustaría recordar absolutamente todos los momentos buenos por los que ha pasado?

Cada uno guarda estas imágenes en lugares especiales, en baúles de los recuerdos, o simplemente en el cajón de la mesilla del salón de su casa.

Llega una tarde donde el ruido y el movimiento exterior te brindan un momento para respirar. Es entonces cuando decides abrir aquel baúl o ese cajón de madera de tu salón y empiezas a ver todo aquello. Te ves distinto. Has crecido. Comienzas a transportarte a estos momentos tan felices junto a tu familia y amigos, y deseas volver al pasado, aunque tan solo sea por unos minutos. Lo recuerdas con nostalgia y alegría. Dos sentimientos contradictorios, pero que juntos, al contrario, son dos sentimientos que resultan maravillosos unidos. Pues solo deseas que esa felicidad regrese a ti.

Mientras que la fotografía te muestra simplemente imágenes congeladas, el vídeo y con ello el sonido saliente de este, te hacen revivir cada escena como si te encontraras de nuevo allí. Vuelven esos sentimientos que te producían todas aquellas personas de las que estabas rodeada, de personas que te amaban.

Todo es alegría y nostalgia hasta que encuentras esa imagen o aquel video escondido donde aparece una persona que, queriendo o sin esperarlo, desaparece de tu vida y poco a poco de tu mente. Olvidas su voz y su cara. Solo gracias a estos pequeños detalles, consigues revivirlo absolutamente todo. Revives personas y momentos.

Por otra parte, gracias a estos avances de la tecnología, podemos disfrutar de cosas increíbles, como por ejemplo, lo bonito que es ir a ver una película acompañados de gente que te guía en tu proceso de la vida, o simplemente disfrutando de la soledad donde puedes aprovechar para conocerse a uno mismo.

Tanto el cine, como el teatro, acompañado de sonidos y luces para mejorar todavía más la puesta en escena, como la fotografía, hacen que consigas disfrutar la aventura de la vida humana.

Para poder dedicarte a ello debes de ser una persona con cualidades creativas, donde puedas encontrar que plano se ajusta mejor a la realidad y al mismo tiempo conseguir ese punto concreto para sacar el mayor provecho a la escena.

Además, es muy importante conocer los procesos de distribución y producción de los materiales audiovisuales.

Si deseas trabajar cara al público, también deberás de aprender lenguaje de signos y mejorar tanto tu lenguaje escrito como hablado para que todo el público asistente pueda comprender el contenido que estás pretendiendo transmitir.

Otro punto a favor por el que dedicarse a esta profesión, es conocer y aprender la historia de los medios de comunicación, los cuales se han vuelto esenciales en el “day in a life” de cualquier persona de esta época.

A día de hoy y gracias a la gran demanda que tiene este sector, la comunicación audiovisual dispone de un gran número de oportunidades en cuanto a la vida laboral. Por ello es una gran opción para ingresar en ello.

Como buen creador de contenido es necesario disponer de tu propio porfolio para que a la hora de presentar tu solicitud con el fin de acceder a un puesto laboral, puedan ver tu trabajo y el potencial que posees. De manera que agarra tu cámara, coloca la lente y mira el mundo tras sus ojos. ¡Con esfuerzo y constancia todo se puede lograr, anímate!

Como bien se suele decir, ¡Mucha merd!


Audiovisuales

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?