Todo lo que deberías saber a la hora de alquilar un piso

Si te estás planteando alquilar un piso en los próximos meses, hay muchas cosas que deberías tener en cuenta.

Lo más importante es la solvencia económica, tienes que asegurarte de poder pagarlo a largo plazo y no solo el alquiler, sino también las facturas y los gastos que conlleva.  

Además, normalmente para entrar a vivir tendrás que tener mínimo 3 o 4 mensualidades para hacer cargo a los pagos de la agencia, aparte de la fianza. 

Otras preguntas que debes hacerte son las siguientes: 

  • ¿Por cuánto tiempo lo quieres alquilar?: 

  • ¿Qué alquiler te puedes permitir?

  • ¿Tienes toda la documentación que necesitas?

Lo primero que debes hacer es registrarte en portales de búsqueda de piso como fotocasa, pisos.com, idealista, habitaclia, y seleccionar que te avisen cuando se publique algo que se adapte a tus necesidades. En la mayoría de portales se puede filtrar por ubicación, el tipo de piso, los metros y habitaciones que deseas que tenga. 

Valora el vecindario:

También tienes que tener en cuenta como es la zona, si te gusta la tranquilidad, elegir una zona que sea menos ruidosa y no tan de paso, si coges el transporte público que esté cerca de la estación o que haya aparcamiento si lo necesitas. 

Haz listas de pros y contra:

  • Haz una lista de pros y contra de cada piso que visites: apunta todo lo que te gusta y lo que no en cada una, te ayudará a la hora de tomar una decisión. 
  • Comparte la lista con otras personas: las personas que te conocen y saben lo que buscan te pueden ayudar a decidirte con claridad o a valorar opciones que habías pasado por alto. 

Realiza las visitas con alguien de confianza: 

Si te vas a independizar por primera vez ir a ver los pisos con tus padres puede ayudarte, ya que ellos conocen tus gustos y necesidades, además hablarán bien de ti y pueden servir como aval económico en caso de que lo necesites.

Valora si deseas alquilar a un particular o a una agencia: 

Particular: 

Pros:

  • Tramites más baratos: no hay comisiones a la hora de firmar el contrato y por lo general solo tendrás que pagar la fianza y el primer mes.

  • Es más fácil negociar: si te encanta un piso, pero no se ajusta del todo a tu presupuesto, es más fácil poder negociar con una persona que con una agencia, ya que además el particular si te considera de confianza será más flexible.

Contras: 

  • Tienes que confiar en el particular:y en que no defraude con el tema de la fianza, así como en que declare el domicilio

  • los trámites pueden ser más lentos:normalmente suelen ser personas que tienen otros trabajos y no se dedican exclusivamente al alquiler de piso, por lo que suelen tardar más.

Agencias: 

Pros

  • Te facilitan la búsqueda: tienen cartera de pisos, por lo que conseguir el que mejor se adapte a ti puede ser más fácil y cómodo.

  • Los trámites son eficaces: suelen cumplir con las fechas pautadas para los trámites y ponen menos pegas.

  • Ofrecen asesoramiento: las agencias te pueden ahorrar algunos trámites tediosos y ofrecen un asesoramiento personalizado, evitando los abusos que se pueden producir con los contratos entre particulares. 

Desventajas: 

  • El trámite para alquilar es más caro, ya que debes pagar honorarios de agencia y esto encarece el alquiler, además no están regulados por ley y pueden pasarse pidiendo meses de renta de más. 

  • Suelen pedir más documentaciones: avales bancarios, nóminas, contratos de trabajo... 

 

¿Qué tienes que valorar cuando vas a ver un piso?

  • La distribución interior: es importante que si el piso no tiene muchos metros, estos estén bien distribuidos, es decir, que no tengan espacios inútiles que podrían estar bien aprovechados. 

  • La orientación del piso: para valorar la cantidad de luz que recibe los espacios. 

  • Mobiliario y su estado: lo mejor es que el piso esté amueblado, si no puedes tener que desembolsar una cantidad de dinero grande de primeras y quizás sea un gasto con el que no cuentas, además tendrás menos mudanza que hacer.
  • La calidad del interior: comprueba que todo funciona antes de entrar a vivir, así te evitarás problemas tratando de demostrar que no fuiste tú quien lo rompió y será más fácil que te lo cambien. Comprueba también que no haya problemas de humedades que puedan causarte un mal a largo plazo.

  •  Las instalaciones de luz, agua y gas: debes saber como actuar ante un fallo de alguna de estas instalaciones y conocer su control.

  • La seguridad del piso: tienes que valorar si la zona te inspira confianza y si se puede acceder al piso cuando no estás fácilmente, si es así deberás plantearte una seguridad extra. 

  • El piso tiene seguro: en dicho seguro entraría el imago, la defensa jurídica, si es necesario, indemnizaciones, y gastos de reparaciones, no es obligatorio, por lo que no todos los pisos lo tienen. 

  • Los costes de suministros: esto siempre encarecerá el precio final de forma notable y tienes que valorarlo a la hora de dar el paso, siempre puedes consultar al casero cuanto suele salir. También debes valorar si es de gas o eléctrica, porque según esto tienen un precio u otro.

  • Si tienes dudas, consulta con los vecinos: ellos saben mejor que nadie como es la zona y los pisos, ya que viven allí, y pueden resolverte dudas sobre comercios cercanos, seguridad...

 En definitiva, alquilar un piso es algo que no se debe hacer rápido, sin valorar todas las opciones y sobre todo busca hasta encontrar uno que sea fiel a lo que deseas porque muchos contratos son de larga estancia y puedes tener problemas a la hora de cambiarte a otro. 

 


RE/MAX Capital

Vende, alquila y compra en Madrid.

Contacto:

C/ Fernández de la Hoz, 54 (28010) Madrid.

Tel (+34) 910 059 389 - Email: capital@remax.es
g
Inmobilaria

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?