Los 7 Principales Fallos del CV

Te sorprenderá la frecuencia con la que los errores más comunes en los CV ponen en aprietos a los aspirantes y arruinan sus posibilidades de conseguir una entrevista. Para asegurarte de que esto no te ocurra, evita los siguientes errores

Crear la solicitud de empleo perfecta lleva tiempo, y después de haber trabajado duro es desalentador pensar que tu CV puede ser rechazado a la primera gracias a un error fácilmente evitable.

Aunque casi todos tenemos alguna idea de cómo redactar un CV, es sorprendentemente fácil cometer errores básicos, y si no eres consciente de cuáles son, podrían costarte un puesto de trabajo. Estos son los errores más comunes que suelen señalar los sitios web de creador de currículos.

1. Formato deficiente

Los currículos que no son claros y fáciles de leer desaniman a los empresarios. Por término medio, los empresarios dedican unos ocho segundos a revisar cada CV, lo que te deja poco tiempo para causar una buena primera impresión.

'Es importante ayudar al lector a llegar a la información más relevante con la mayor facilidad posible cuando pienses en cómo formatear tu CV', dice Katherine Whittaker, asesora de empleo de la Universidad de Brighton.

En consecuencia, es importante que tu CV sea conciso para que pueda ser comprendido rápidamente. La plantilla que elijas para redactar tu CV debe ser llamativa, pero sin estridencias. Evita los diseños confusos, y ten cuidado con el uso de diferentes fuentes y tamaños.

No utilices ninguna fuente inferior al tamaño 10 y asegúrate de que haya una buena cantidad de espacio en blanco.

'En un intento de ser diferente, veo el uso de calificaciones mediante estrellas o barras en los CV', explica Katherine. 'Suelen estar relacionadas con competencias fuertes o técnicas. Aunque parezcan bonitas, el empleador necesita saber cómo puedes utilizar esas habilidades. Céntrate en el contenido más que en elegir el estilo por encima de la sustancia'.

2. No adecuar tu solicitud

Cuando se trata de currículos, no hay un modelo único para todos. Todo lo que incluyas debe estar completamente adaptado a la empresa y al puesto que solicitas. Esto hará que los reclutadores vean fácilmente que eres el candidato perfecto.

Los empleadores pueden percibir inmediatamente si has evaluado suficientemente los requisitos del puesto. "Para un reclutador no hay nada peor que recibir un CV que transmita falta de interés, conexión o tiempo invertido en él", dice Katherine. Evaluar qué habilidades tuyas se ajustan mejor a las especificaciones del puesto te dará las mejores posibilidades de éxito.

No temas ser implacable a la hora de suprimir las experiencias irrelevantes. Incluso si solicitas puestos similares en diferentes organizaciones, comprueba sus requisitos específicos y ajusta tu CV en consecuencia.

Considera tu CV como tu película personal, que contiene la información más relevante para cada puesto de trabajo al que te presentas. Puede que tengas un CV principal con todo, pero debes adaptar lo que envías para cada solicitud, especialmente si te presentas a varios puestos de trabajo en distintos sectores.

'Adaptarlo demuestra que estás lo suficientemente interesado en el puesto como para dedicarle tiempo y consideración a tu solicitud. Demuestra tu motivación, que es un aspecto clave de lo que buscan los empresarios', añade Katherine.

3. Errores ortográficos

No hay excusas para cometer errores ortográficos, incluso si el español no es tu lengua materna. Un CV sin errores es vital para mostrar tu precisión y atención al detalle, así que comprueba todo, incluso tus datos de contacto. 'No ignores las líneas rojas garabateadas que el software de corrección ortográfica utiliza para identificar los errores en el texto', aconseja Katherine. 'Comprueba dos veces lo que indican y considera si las alternativas que ofrecen añadirán o quitarán impacto a tu escrito'.

Minimiza el riesgo de cometer errores tomándote tu tiempo: nunca dejes la redacción de tu CV para el último momento. Los modelos apresurados se detectan fácilmente y se descartan con rapidez.

Katherine también te insta a que compruebes los tiempos verbales. 'Debido a la actualización periódica de los CV, a veces los tiempos se confunden y no se modifican según la situación actual. ¿La experiencia sobre la que escribes está ocurriendo en la actualidad o es un papel pasado el que estás describiendo? Asegúrate de que utilizas el tiempo presente o pasado correcto'.

Un buen truco para ver si hay un error ortográfico o gramatical es cambiar temporalmente el tipo de letra, el tamaño y el color: esto puede engañar a tu cerebro para que piense que se trata de un nuevo escrito, lo que te permitirá detectar errores que antes habrías pasado por alto.

Katherine ofrece otros consejos útiles. 'Imprime tu CV y léelo en voz alta - esto ralentizará tu proceso de pensamiento y te permitirá centrarte en palabras concretas. Si te confundes con frases mal escritas, los demás también lo harán. Para asegurarte aún más de que no se te escapa nada, puedes leer tu CV de abajo a arriba. Esto hace que el flujo sea menos familiar y que sea más fácil detectar los errores.'

4. Mentiras

Cuando tratas de poner un pie en la puerta e impresionar a posibles empleadores, es tentador ser ahorrativo con la verdad, porque ¿quién va a comprobarlo, verdad?

Falso. Los datos de tu CV son fáciles de corroborar, así que nunca des por sentado que los reclutadores no harán averiguaciones al respecto.

Aumentar tu nota universitaria, afirmar que has estudiado en la universidad cuando no lo has hecho, mentir sobre tu actual puesto de trabajo o adornar un periodo de experiencia laboral no te hará ningún favor a largo plazo. En el mejor de los casos, tus mentiras serán evidentes y tu CV será rechazado de plano. En el peor de los casos, puede que te inviten a una entrevista en la que tendrás problemas o te harán preguntas a las que no podrás responder. ¿Qué podría ser peor que pasar vergüenza en una entrevista? ¿Qué tal ir a la cárcel? Mentir en tu CV es un delito. Echa un vistazo a estos consejos y orientaciones sobre el fraude en la obtención de títulos para estudiantes.

En lugar de emplear tu tiempo y energía en inventar medias verdades y completas invenciones, utilízalo para vender realmente las cualificaciones, habilidades y experiencia que tienes.

5. Falta de evidencia

Es fácil hacer declaraciones genéricas y vacías en tu CV cuando intentas cumplir un plazo de solicitud ajustado. Sin embargo, no demostrar eficazmente tus habilidades, logros y experiencias puede ser un gran error.

'Es fundamental que respaldes cómo cumples los requisitos, porque sin esta información el empleador no puede confiar en que seas capaz de hacer el trabajo de forma eficaz', explica Katherine. 'Si no eres capaz de explicar eficazmente cómo has utilizado determinadas habilidades o desarrollado experiencias, no podrás ser el par de manos seguras que un empleador está buscando.'

No te centres sólo en las cosas que has hecho, sino también en las que has conseguido. En la fase de incorporación, lo más probable es que gran parte de tu experiencia anterior fuera temporal, voluntaria o a tiempo parcial, con tareas que podrían incluir 'ordenar la oficina' o 'archivar e introducir datos'. Debes señalar las formas en que asumiste esas tareas y fuiste más allá para marcar la diferencia. Por ejemplo, lo anterior podría ser 'acortar el tiempo medio de cierre con una limpieza eficiente' o 'mantener la oficina funcionando sin problemas con una rápida introducción de datos'.

'No des por sentado que un empleador es capaz de ver lo buen comunicador que eres cuando dices que te comunicas con la gente por teléfono. Es tu trabajo demostrar cómo lo haces con éxito', dice Katherine.

6. No explicar el "por qué"

No basta con exponer tus credenciales, sino que tienes que demostrarlas justificando por qué has decidido emprender determinadas actividades en función de tu desarrollo personal y profesional. A continuación, debes profundizar en las habilidades resultantes que has adquirido.

Por ejemplo, hablar de tus actividades extracurriculares es muy importante, siempre que prestes especial atención a los puestos de responsabilidad que hayas ocupado y describas lo que has sacado de esa experiencia.

Por regla general, los CV medios te dan el 'qué' - por ejemplo, los títulos o empleos que ha tenido esa persona. Los grandes CV también dan los 'porqués' - por ejemplo, por qué esa persona ha elegido esa titulación o sociedad.

7. Ignorar las lagunas en tu historial laboral

Las lagunas en el historial laboral son bastante comunes y rara vez suponen un problema, siempre que se expliquen.

No tienes que preocuparte por lagunas de un par de semanas, pero si has estado sin trabajar durante meses (o incluso años) tienes que explicar clara y concisamente el motivo. Cualquier ausencia inexplicable de esta duración será vista con recelo por los posibles empleadores y dará la impresión de que has estado ocioso durante ese tiempo.

No tengas miedo de informar a los reclutadores de que te has tomado un tiempo para ser voluntario, cuidar de un familiar enfermo o viajar por el mundo. Tampoco hay que avergonzarse de informar a los empleadores de un período de ausencia del trabajo debido a una enfermedad, un problema médico o un despido.

En tu carta de presentación podrás explicar con más detalle las lagunas de tu historial laboral. Consulta nuestra plantilla de carta de presentación sobre cómo explicar un vacío en tu CV para obtener más consejos.

 

 

 

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?