6 VENTAJAS LABORALES PARA NEGOCIAR A PARTE DEL SALARIO

Muchos solicitantes de empleo piensan que pueden sentarse y relajarse una vez que han recibido una oferta. Han hecho horas de preparación y han sobrevivido a tres entrevistas; han negociado su salario deseado y tienen una fecha de inicio definida. ¿Qué más hay que pensar? 

Planificar tu vida laboral más allá del salario te beneficiará ahora, cuando empieces, así como en el futuro, cuando tus circunstancias puedan cambiar. Muchas empresas están abiertas a ofrecer ventajas laborales, pero esto va a implicar algunas habilidades de negociación. El uso de habilidades durante el proceso de negociación del contrato te dará una mejor oportunidad.

Entonces, ¿cuáles son estas ventajas? Aquí están nuestras seis principales ventajas laborales por las que vale la pena ir:

Tecnología

Aunque la mayoría de las empresas se llevarán los teléfonos o los portátiles si dejas el trabajo, estas ventajas tecnológicas facilitan el trabajo.

Las llamadas de trabajo pueden dominar tu tiempo, o los compañeros de trabajo pueden necesitar contactarte fuera de la oficina. En estos casos, es razonable solicitar un teléfono. Al igual que no usarías una cuenta de correo electrónico personal para el trabajo, un teléfono de trabajo ayuda a separar las cosas del trabajo de las personales.

Los portátiles son accesorios estándar en la mayoría de las empresas, especialmente si viajar es parte del trabajo. Poder trabajar en movimiento sólo va a beneficiar a tu empleador. Si tienes que viajar en tren, ¿por qué no pides otra opción de acceso móvil en tu teléfono? Puedes salir antes y trabajar de camino a casa. Todos ganan.

Horario flexible

Un horario estricto de 9 a 5, de lunes a viernes no le va a sentar bien a todo el mundo. Tal vez Tu hora más creativa sea la de la mañana temprano, o prefieres perderse la hora punta de la mañana. Muchas empresas permiten a los empleados organizar sus horarios en torno a las horas centrales, así que habla con tu jefe sobre las políticas de horario flexible.

Otra opción es trabajar una semana reducida. Puedes ser contratado por 40 horas, pero ¿quién dice que no puedes tener los viernes libres para pasarlos con la familia? Pregunta acerca de trabajar cuatro días de 10 horas en lugar de cinco días de 8 horas.

No nos olvidemos del trabajo a distancia. Si trabajar desde casa es una opción viable, vale la pena preguntar cuál es la postura de tu compañía, particularmente si tienes un largo viaje o si tu ubicación hace que viajar sea difícil en invierno. Y cuando la vida cotidiana necesita alguna atención, hacer que reparen el coche o asistir a la cita con el médico no será un esfuerzo.

Desarrollo personal

Una oportunidad de desarrollo personal es muy importante. Pregunta a tu empleador sobre cursos, conferencias o seminarios.

Si vas a dirigir a otros por primera vez, por ejemplo, un curso de gestión te ayudará a mojarte los pies. Busca cursos que enseñen las habilidades necesarias para tu trabajo. Si tienes una certificación profesional, tendrás que mantenerte al día en las prácticas e información más recientes. ¿Su empresa te apoyará financieramente o te dará tiempo libre? Pide apoyo en el desarrollo personal tu empleador: "Me importa esta empresa y quiero beneficiarla siendo el mejor en mi trabajo". Es difícil decir que no a eso.

Ayuda con los préstamos estudiantiles

Muchos estudiantes no pueden obtener una educación sin un préstamo, y los empleadores se dan cuenta de esto. Si tu empleador está en posición de ayudar con la deuda o puede restarla de tu salario antes de impuestos, negociar esto como parte de tu contrato te facilitará ahora y aliviará la carga en el futuro. No hace daño preguntar.

Ayuda con los gastos de cuidado de los niños

El costo de la guardería puede ser una gran preocupación, y los precios sólo van a subir. Razón de más para recurrir a su entrenamiento en negociación. Si tu negociación salarial termina en una concesión de su parte, la ayuda con los gastos de cuidado de los niños podría compensarlo. Vale la pena mencionarlo, ya que puede dar una idea de la cultura de la empresa y también de su postura hacia las familias trabajador

Tiempo libre para hacer voluntariado o caritativas 

Un trabajo a tiempo completo deja poco tiempo para mucho más, y tu pasión podría no encajar con los días de semana de 9 a 5. Si te gustaría aportar tu granito de arena a la responsabilidad social plantealo a tu jefe seguro que te da permiso en realizar este acto tan generoso. Y si su jefe nunca ha pensado en esto como una opción, tal vez el hecho de que se lo pidas cambie la cultura de la empresa.

Un buen trabajo va más allá del salario. La negociación del contrato puede hacer o deshacer tu experiencia laboral, así que prepárate. Toma un taller de negociación para aprender las mejores tácticas. Piensa en lo que es más importante para tu situación, y ten el coraje de negociar. Lo único que lamentarás es no preguntar.

 

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?