CONSEJOS PARA LA VUELTA AL TRABAJO DURANTE EL CORONAVIRUS

 

A partir del lunes 13 de abril de 2020, los empleados de actividades no esenciales pueden incorporarse a su puesto de trabajo siempre y cuando no puedan teletrabajar. Por esto, el Gobierno de España ha lanzado una serie de recomendaciones que se tendrán que llevar a cabo para evitar el contagio del coronavirus por la reincorporación laboral. El Ejecutivo aconseja que todos aquellos que hayan estado en contacto con personas contagiadas, aunque actualmente no presenten síntomas, no acudan a su puesto de trabajo. Tampoco deberán hacerlo las embarazadas, las personas que presenten patologías o aquellos trabajadores de edad avanzada. Estos casos se estimarían como un accidente laboral de cara a la prestación económica de incapacidad temporal.

Las recomendaciones lanzadas por el Gobierno son las siguientes:

 

Desplazamientos y lugar de trabajo

Evitar aglomeraciones con demás personas en medios de transporte. La distancia interpersonal debe ser mínimo de 2 metros y se deberá llevar mascarilla. Si el desplazamiento al trabajo se realiza en un coche particular o en un servicio privado se debe insistir en la limpieza del mismo y sólo irá una persona por fila de asientos. Si viajan dos personas en un vehículo, entre ellos el conductor, el pasajero irá acomodado en el lado opuesto del mismo en dirección diagonal.

En el lugar de trabajo se deberán implantar protocolos de entrada y de salida de forma que la distancia entre los trabajadores sea de 2 metros mínimo. Esta distancia también se tendrá en cuenta en los espacios comunes y en ningún caso deberán formarse grupos de personas. 

En los establecimientos con entrada de público también se adoptarán protocolos de seguridad entre los trabajadores y con respecto al cliente. Se mantiene la distancia interpersonal de 2 metros y existirán dispositivos de control de acceso a las instalaciones. Todos los clientes, incluso los que están esperando para acceder, deberán mantener dicha distancia. 

Los horarios se intercalarán lo máximo para que los trabajadores eviten aglomeraciones en el transporte.

Se facilitará el teletrabajo y las reuniones de trabajo se realizarán en la medida de lo posible por videoconferencia.

 

 

Organización

Los empleados de limpieza deberán contar con material de protección como guantes de un único uso y mascarillas. Una vez concluida la jornada laboral se deberá proceder al aseo completo de manos durante al menos 1 minuto. Los uniformes del personal de limpieza, una vez concluida la jornada laboral, se tendrán que guardar en bolsas prescintadas y se llevarán a lavar al lugar habitual. La temperatura de lavado nunca podrá ser inferior a 60 grados.

Las labores de limpieza se reforzarán en todas las estancias y especialmente en las zonas de más tráfico con productos autorizados por el Ministerio de Sanidad. Se hará especial hincapié en la limpieza de pomos, ventanas, componentes informáticos, mandos o cualquier otra superficie de uso frecuente por los empleados. Las instalaciones deberán ventilarse regularmente y los sistemas de climatización deberán ser limpiados en profundidad.

 

Trabajadores

Todos los empleados deberán ir protegidos de acuerdo a su puesto de trabajo.

Los empleados deberán estar continuamente informados de las advertencias sanitarias y tener a su disposición productos de higienización tales como el jabón, papel de aseo desechable o soluciones hidroalcohólicas. 

Aparte de la distancia interpersonal de 2 metros, se deberá evitar el contacto entre los equipos de protección de los empleados. Si esto fuera imprescindible se deberán desinfectar previamente. Evitar tocarse la cara, los ojos o la nariz sin haber realizado previamente un lavado de manos exhaustivo durante 45 segundos con una solución hidroalcohólica.

 

Residuos en el trabajo

La separación de los residuos seguirá el mismo protocolo que hasta ahora.

Los papeles higiénicos con los que los trabajadores se sequen las manos se desecharán en las papeleras destinadas para ese fin, preferiblemente con tapa y pedal. Todos los elementos de protección como mascarillas y guantes de un solo uso deben depositarse en un contenedor aparte.

Si algún trabajador, durante su jornada laboral, presentara síntomas, el contenedor destinado a recoger los desechos por parte de este empleado será aislado. La bolsa deberá introducirse en otra bolsa y ser cerrada para posteriormente depositarla en el contenedor correspondiente.