6 CONSEJOS PARA QUE TU EMAIL BRILLE A OJOS DEL RECLUTADOR

El correo electrónico es a menudo el primer punto de contacto entre tú y un posible empleador, y puede determinar si eres considerado o no para el puesto. A continuación encontrarás algunos consejos que te ayudarán a sacar el máximo provecho de tus correos electrónicos iniciales.

 

Qué hacer antes de enviar un correo electrónico

Una de las cosas más fáciles para alguien que busca trabajo es simplemente ser enterrado en la masa de correos electrónicos que llegan a un reclutador cuando se publica un trabajo. Al igual que con un currículum vitae, la mayoría de los correos electrónicos tienen el mismo aspecto, texto en una página que es del mismo color y diseño. ¿Cómo consigues que ese reclutador te eche un vistazo cuando tu presentación se parece a la de los demás?

Incluso si no tienen una conexión mutua, no estás sin recursos. Buscar a través de la página de LinkedIn del posible empleador puede proporcionarte nuevas conexiones a las que puedes llegar y presentarte. Twitter es otro excelente lugar para localizar al reclutador y enviarle un breve mensaje de introducción. No importa en qué categoría caigas, el objetivo es asegurarte de que tengas la oportunidad de dejar que tu correo electrónico brille, en lugar de ser pasado por alto.

Creación del correo electrónico

Una vez que tengas el pie en la puerta, lo siguiente es asegurarte de que al reclutador le guste lo que ve. Hay ciertos "sí" y"no" para un correo electrónico exitoso, que se describen en detalle a continuación.

  • No usar cuentas de correo electrónico pocos serias: A la mayoría de la gente le gusta poner un poco de dinamismo en sus direcciones de correo electrónico. Cosas como LovelyLady34@yahoo.com o NYJetsRule@netscape.net, para el aficionado al fútbol. Mientras que estos son agradables de usar personalmente, un posible empleador los verá negativamente. Simplemente tu nombre será suficiente, seguido de un número si no está disponible.
  • Haz que destaque tu línea de asunto: Incluso si usaste una de las dos sugerencias de lo que debes hacer, tu línea de asunto sigue siendo extremadamente importante. Cualquier punto que consigas personalmente se incrementa exponencialmente si se combina con un titular que realmente salta. Asegúrate de poner la posición a la que aspiras, así como lo que has logrado y lo que te sitúa por encima de todos los demás. Recuerda, sólo tienes 50 caracteres, así que sé breve y dulce.
  • Hazlo tuyo: Una de las manera más fáciles de hacer sonar la campana de la muerte de tus posibilidades de conseguir un trabajo es simplemente cortar y pegar el contenido genérico en un correo electrónico. Las plantillas con unas pocas palabras clave subtituladas denota que no has hecho ningún esfuerzo para que te consideren, lo cual es un anatema para el reclutador. Analiza lo que implica cada trabajo en particular y adapta tu correo electrónico para que se dirija a él de forma directa e individual. Añadir algo de tu personalidad es otra buena manera de mostrar que ser considerado es realmente importante para ti.
  • Un poco de cortesía llega muy lejos: Si bien puede parecer obvio que te comportas de la mejor manera posible cuando te pones en contacto con un reclutador, debería ser una de las cosas principales en las que concentrarse. Incluye un saludo cortés y un tono amistoso, pero profesional, en todo el correo electrónico. Siempre termina las cosas con un saludo, seguido de tu nombre.
  • Ve al grano: Dado el gran volumen de correos electrónicos recibidos por un reclutador para cada puesto disponible, generalmente un par de segundos, a un minuto, es todo lo que gastarán en leer el tuyo. Esto hace que sea tan importante llegar al corazón del asunto en el menor tiempo posible. Comienza con las cosas que te hacen brillar más, los logros de los que está especialmente orgulloso, y tratan directamente con el trabajo por el que estás compitiendo. A menos que te pidan información específica. Los párrafos cortos y específicos, así como las viñetas, son excelentes maneras de hacerlos más legibles.
  • Comprueba, luego vuelve a comprobar: Una de las maneras más fáciles de conseguir que te derriben antes de que tu correo electrónico tenga la oportunidad de hacer funcionar su magia es teniendo simples errores de puntuación, gramática u ortografía. Comprueba tu correo electrónico a fondo, y luego ponlo  a un lado y ocúpate de otra tarea. Vuelve al correo electrónico por segunda vez, con ojos nuevos, y compruébalo de nuevo. Puedes también si quieres pedirle a alguien que lo revise por ti.

 

Siempre revise estos consejos útiles antes de enviar cualquier correo electrónico a cualquier trabajo codiciado. Usarlas es una excelente manera de captar la atención de cualquier reclutador, y hacer que te incluyan como su primera y más prometedora entrevista. Entra en Jobatus para encontrar las ofertas en las que conquistar con tus emails.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?