¿NERVIOS EN UNA ENTREVISTA? TE AYUDAMOS A EVITARLOS

¿Estás nervios@ por una entrevista de trabajo? No te preocupes, resulta que estás en buena compañía, o al menos estás leyendo lo correcto. Algunos de los mejores y más brillantes, desde músicos hasta actores y empresarios, son propensos a bloquearse cuando se encuentran en el punto de mira.

Ahora que hemos establecido que el nerviosismo puede ocurrir y ocurre en el contexto de la entrevista de trabajo, el siguiente paso es aprender cómo conquistar el evento y aprovechar la energía de forma productiva. En ese sentido, aquí hemos recopilado nuestras seis mejores sugerencias para superar un caso de nerviosismo mientras se entrevista para el trabajo de sus sueños.

Acepta el Nerviosismo

Es cierto que un rasgo útil para vencer un caso de nerviosismo inducido por entrevistas, es el auto reconocimiento de los mismos una vez en la habitación donde se hará la entrevista. Si es verdad que cuanto más nos preparemos, menos será la dificultad de conseguir este reconocimiento (por ejemplo en la sala de espera). Admitir un ataque de nervios con los amigos o la familia puede ayudar mucho a superar el “problema” que nos surge. Durante la entrevista, reconoce que se está sintiendo nervioso y usa esa energía como combustible en la reunión, como por ejemplo, con el lenguaje corporal y más. Dicen que abrazar tu mayor debilidad es una clave esencial para el éxito y eso ciertamente resulta ser el caso durante su posible entrevista de trabajo.

Preparación de los nervios

Como hemos mencionado, la preparación es la principal clave, pero no solo en la sala de espera, sino también en horas anteriores. Otro dicho que se repite a menudo es “mejor prevenir que curar”. Esto es cierto cuando se trata de librarse de la duda durante la entrevista de trabajo. Prepárate para el gran día cubriendo todas tus dudas. Realiza una investigación sobre la compañía con la que vas a entrevistarte, relee la descripción del trabajo y repasa algunas posibles respuestas a las preguntas que te puedan hacer. Prepara tu “equipo de supervivencia” para una entrevista la noche anterior para evitar problemas de última hora y conviértete en una persona segura de sí misma.

Relájate (es obvio, pero mira cómo)

De acuerdo con los nervios tanto físicos como mentales, el enfoque en la relajación física puede impactar tus niveles de confianza y ansiedad durante situaciones de alto rendimiento, como una entrevista, por lo que hará que al mental también le beneficie.

1. Intenta relajar los hombros, estirar o realizar movimientos físicos repetitivos similares para ayudar a calmar su cuerpo y mente antes de una entrevista.

2. Toma el control del lenguaje corporal: Tus gestos corporales no solo influyen en la primera impresión que tendrán de ti, también cambia la percepción que tengas de ti mismo. Es importante que aprendas a adoptar este lenguaje puesto que hasta uno mismo tiene confianza cuando lo domina.

3. El ejercicio unas horas antes también puede ayudar a producir hormonas para sentirse bien que ayudan a aumentar los niveles de energía y confianza. Comotip positivo de este, un estado físico relajado también proyecta más confianza a los entrevistadores, actuando como un doble golpe para el éxito en la búsqueda de empleo.

4. Cómete un plátano: Además de darte energía, comerte un plátano puede ser clave para relajarte. Supuestamente su combinación de triptófano, potasio y betabloqueantes naturales ayuda a calmar los nervios.

5. Bebe agua: esto engañará a tu cerebro de tal forma que se centre en otras funciones de tu cuerpo.

6. Sonríe, aunque no tengas ganas: No solo le transmitirás positividad al resto, también le mandarás señales positivas a tu cerebro logrando engañar a tu mente aunque estés nervioso.

 

Entabla una conversación

Una de las maneras más seguras de superar un caso de nerviosismo durante una entrevista de trabajo es entablar una pequeña conversación. Discutir cualquier cosa, desde el tiempo  hasta tu viaje al lugar de la entrevista, esto puede abrir vías comunes de comunicación. Nunca es una mala idea tratar los primeros minutos de cualquier entrevista como una sesión de "conoceros".

Esto puede ayudar a eliminar la sensación de que estás involucrado en una interrogación de tus habilidades laborales y que piensas demasiado las cosas y quieres “soltarlas” e irte rápidamente. También creará un ambiente cómodo y seguro.

Haz algunas preguntas

Participar en una ronda de preguntas y respuestas es otro método eficaz para superar un caso de miedo en la etapa de empleo. Hacer a tu entrevistador una o dos preguntas relevantes sobre la posición pone la pelota de nuevo en tu campo y te permite un momento para recuperar el aliento mientras la otra persona habla. Esta técnica obtiene puntos de bonificación en el sentido de que también le quita a tu entrevistador la responsabilidad de forzar estas preguntas. Después de todo, ¡los entrevistadores también pueden tener miedo escénico!

No olvides que eres increíble

Una de las técnicas más importantes para clavar una entrevista es recordar las cualidades y características que te hicieron entrar por la puerta en primer lugar. Había rasgos atractivos en cuanto a experiencia, habilidades y habilidades de comunicación que llevaron tu currículum a la cima de la lista. Céntrate en estas cualidades positivas para una dosis de confianza que rompe los nervios antes de abrir la puerta de la sala de entrevistas.

¡Buena suerte y ahora ve para esa entrevista y bórdalo!

Artículo realizado por Jobatus.es