¿Qué hay que hacer después de realizar una entrevista de trabajo?

En muchas ocasiones las personas al terminar las entrevistas salen de ellas con muy buenas sensaciones, las conversaciones fueron productivas, los entrevistadores se entusiasmaron y se interesaron en ellos y les mencionaron que estuviesen atentos por si contactaban con ellos. Pero después de todo esto no les volvieron a contactar con ellos.

Es muy común que una gran entrevista puede ser deshecha por las acciones que los candidatos toman después de ella. Por ello te queremos dar una serie de consejos que son muy recomendables de realizar si quieres ser el elegido para el puesto de trabajo.

Envía tus agradecimientos.
Los correos electrónicos o cartas de agradecimiento a todas y cada una de las personas con las que se reunió durante las rondas de entrevistas son una parte esencial y esperada de cualquier proceso de contratación. El envío de correos electrónicos de agradecimiento muestra atención a los detalles y demuestra que usted es capaz no solo de hacer un seguimiento, sino también que es profesional y tiene buenas habilidades de comunicación. La falta de una carta de agradecimiento podría inclinar la balanza en una dirección menos que favorable.

Relice una nvestigación
Así que estás seguro de que tienes el trabajo, ¿verdad? Bueno, ¿por qué no empiezas a investigar para tu nueva posición? Exponga la descripción del trabajo y profundice en las tareas individuales que se le pedirá que realice. Visite el sitio web de la compañía y localice al equipo o a las personas con las que trabajará para obtener la información que tanto necesita. La investigación de otras posiciones similares lo preparará para cualquier negociación salarial necesaria. El hecho de que vayas a poner el pie en la puerta no significa que tengas la garantía de mantenerla ahí. Investigue y asegúrese de que su segunda y tercera impresión sea tan buena como la primera.

No te olvides de hacer un seguimiento
Así como usted cree que lo hizo durante el proceso de entrevista. Tal vez uno o dos miembros del equipo tenían dudas sobre si encajarías en una buena cultura corporativa. Tal vez fue el primer solicitante y sus habilidades y su currículum se están desvaneciendo de la memoria mientras otros candidatos pasan por el proceso de entrevista. No importa cuánto creas que superaste esa entrevista, el seguimiento es de vital importancia. Al igual que enviar correos electrónicos de agradecimiento, un correo electrónico de seguimiento después de una semana más o menos demostrará su continuo entusiasmo por el puesto, así como mantener su nombre fresco en la mente del gerente de contratación o contacto de reclutamiento. Mantenga un seguimiento cortés y ofrézcase para enviar cualquier información adicional que pueda ser necesaria. Evite los correos electrónicos de seguimiento molestos que se envían demasiado cerca del día de la entrevista o que se envían repetidamente y se verá como un candidato que está listo, dispuesto y capaz de empezar a trabajar en el nuevo puesto.

Siga enviando solicitudes
 Independientemente de lo bien que le haya ido en la entrevista, muchas cosas podrían obstaculizarle el conseguir el trabajo al final. Las necesidades de trabajo y de personal cambian con frecuencia, especialmente en las organizaciones más grandes. La posición que estaba disponible podría haber sido eliminada u ocupada internamente, incluso si usted es el candidato perfecto.

Continúe solicitando otros puestos disponibles mientras espera a que le respondan y le den seguimiento. Ciertamente, no puede perjudicar tus posibilidades si sigues buscando y nunca sabes cuando una oportunidad mejor y más grande puede estar a la vuelta de la esquina. Hasta que haya firmado la carta de oferta, no pares de enviar solicitudes de trabajo.

¿Quieres encontrar trabajo?

¿Quieres encontrar trabajo?