COMUNICACION NO VERBAL EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

 

Cuando estás sentado al otro lado de la mesa de un gerente de contratación que tiene todo en sus manos para tomar decisiones, es fácil para muchos candidatos dejar que su lenguaje corporal saque lo mejor de ellos. El encorvamiento puede mostrar una falta de confianza, mientras que cosas como encogerse de hombros o cruzar los brazos pueden hacer que parezcas combativo. Ninguno de los dos rasgos te dará puntos extra cuando se trata de entrevistar a alguien con éxito. Con eso en mente, hemos preparado una lista práctica de interacciones y acciones físicas comunes que puedes encontrar durante una entrevista, junto con algunas cosas que puedes hacer y que no puedes hacer para salir adelante en el juego de lenguaje corporal.

 

Consejos prácticos para el apretón de manos: El gesto de cortesía universal de conocer y saludar no es el momento de poner a prueba tu fuerza de agarre. Mantén los apretones de manos firmes, pero no aplastantes, y asegúrate de hacer contacto visual con confianza para parecer fresco, calmado y seguro.

Perfecciona esa Postura: Hay una razón por la que tu madre solía insistir en que mantuvieras los hombros hacia atrás y los ojos arriba. Una postura encorvada no sólo es buena para la salud a largo plazo de la columna vertebral, sino que también hace que parezcas más alto, seguro de ti mismo y en control. La fuerza es una gran ventaja en un candidato, así que retrocede esos hombros y deja de encorvarte en la sala.

La modulación es buena con moderación: Cuando se trata de tono y volumen, asegúrate de mantenerte calmado/a y tranquilo/a para evitar que los nervios se noten. Varía tu tono para mostrar emoción cuando sea apropiado, puedes poner entusiasmo  algunas frases, pero evita que parezca que estás en un concierto.

Sobre los brazos: Ya sea en una primera cita o en la sala de entrevistas, pocos gestos transmiten un significado tan negativo como los brazos cruzados. Evita que este gesto ofensivo aparezca como accesible y comprometido.

Todo está en los ojos: El contacto visual es una parte muy importante de una interacción social positiva. Esto se aplica tanto en la sala de entrevistas como en la mesa de una cena. Haz contacto visual cuando hables con el entrevistador y asegúrate de dirigir tu mirada a cada participante en el caso de tener reuniones con múltiples personas.

No hacer gestos tan grandes: Usar las manos para hacer gestos es una parte normal de la mayoría de las conversaciones serias o educadas hasta que las cosas se salen de control. Evita los grandes gestos o gestos salvajes para evitar así parecer nervioso o fuera de contacto. ¿No sabes qué hacer en su lugar? Trata de apoyar suavemente las manos sobre la mesa o agarrarlas de una manera normal.

No es una calle de un solo sentido: Del mismo modo que el lenguaje corporal es importante para el que solicita el empleo, los candidatos seleccionados deben ser igualmente conscientes de los signos recíprocos de su entrevistador. Lee cuidadosamente el lenguaje corporal de tu contratante para que pueda corregir declaraciones erróneas o aclarar cualquier confusión.

Para concluir, es importante recordar que la sala de entrevistas es la mejor opción para causar una buena impresión y convencer al representante de la compañía de que eres la persona adecuada para el puesto vacante. El uso de todas las herramientas verbales y físicas del lenguaje corporal a su disposición lo preparará para el éxito desde el principio. Transmitir fuerza, confianza y entusiasmo por la oportunidad es la mitad de la receta para el éxito. Utiliza nuestros consejos anteriores para asegurarte de que tu lenguaje corporal coincida con la fuerza de su currículum vitae y estará mucho más cerca de puntuar la oferta de trabajo y la oportunidad de hacer carrera.