España, líder entre los países con trabajadores más pobres de la Unión Europea.

LOS HOGARES FORMADOS POR JÓVENES CUENTAN CON LOS PORCENTAJES MÁS ALTOS DE POBREZA.

Según la OCDE el 14.8% de hogares españoles en los que trabaja  al menos una persona viven por debajo del umbral de la pobreza, esto se traduce en 5 millones de personas aproximadamente que viven en condiciones precarias. España se encuentra liderando entre los países de la UE en este aspecto, muy por encima de Alemania por ejemplo, con sólo un 5%.

La OCDE ha realizado una estadística comparativa incluyendo países que no se encuentran dentro de la UE y en ésta se puede contemplar como China es el país que cuenta con el porcentaje más alto llegando al 25% de hogares con trabajadores en condiciones de pobreza.

Con los datos que se han obtenido de esta estadística, el creador de la misma afirma que el problema viene de dentro, es decir, no es suficiente sólo con generar empleo. También se recalca que esta situación ha iniciado a raíz de la crisis y que las personas jóvenes se encuentran por encima de personas más mayores en esta situación. Así, aproximadamente un 22% de hogares en los que viven jóvenes de hasta 25 años viven en esta situación, mientras que solo se llega al  5.9% de hogares en los que viven personas mayores de 65 años.

Por otro lado, nuestro país también supera la media de desigualdad según el índice Gini, aunque no resalta demasiado.

Este índice sirve para medir las desigualdades en los ingresos, entre otras cosas, siendo 0 la igualdad absoluta y 1 correspondería a la perfecta desigualdad. Según este índice España alcanza el 0.3446, encontrándose cerca de la media de los países de la UE con un 0.317. Los resultados más positivos son para Islandia, Eslovenia y la República Checa dentro de la Unión Europea, mientras que fuera, Sudáfrica  se sitúa en el 0.623, China en el 0.514 e India en el 0.495.

<p><img src="pics/2018/05/financial-3207895_960_720.jpg" alt="" width="550" height="356" />

La plataforma Futuro en Común agrupa numerosas organizaciones sociales, como ONG y sindicatos, con el objetivo de unir esfuerzos en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

Santiago González, miembro de Futuro en Común, señala una de las demandas de esta plataforma: “que España adapte realmente la idea de desarrollo sostenible que promueve ahora Naciones Unidas e involucre a todos sus ministerios para modificar sus políticas a nivel interno”.