La automatización y las nuevas tecnologías podrían generar gran cantidad de nuevos empleos.

EN 2020 EL 35% DE LAS HABILIDADES REQUERIDAS ACTUALMENTE POR LAS EMPRESAS CAMBIARÁN

A pesar de que está cundiendo el pánico entre la población acerca de la cantidad de empleos que destruirá la inteligencia artificial y los robots, esto no tiene porqué ser estrictamente así, de hecho, se piensa que se podrían crear más empleos gracias a ello de los que se destruirían.

Además, puesto que los empleos más propensos a desaparecer son aquellos más repetitivos y monótonos, se podría mejorar la calidad del trabajo en estos nuevos empleos que surgirán.

También es cierto que, la creación de estos nuevos empleos, no sería tan pronto se prescinda de otros ya que, como todo cambio, se necesita un proceso de transición en el que se enseñe y se eduque a la población. 

Así pues, es importante que, para cuando ese momento llegue, se haya formado a los futuros empleados de esos nuevos trabajos para lograr una mayor adaptación y evitar, en mayor medida, el impacto. De esta manera, la educación juega un papel importante en este sentido, ya que será el encargado de ofrecer toda la formación y las capacidades a los trabajadores en materia de nuevas tecnologías, programación, informática, etc.

Se acerca una etapa que requiere de mucha creatividad e interacción por lo que es necesario que se tome una postura activa y una predisposición positiva al cambio.

Según un estudio, en 2020 el 35% de las habilidades requeridas actualmente por las empresas cambiarán, demandándose entre otras cosas, mayor destreza, rapidez y, como ya se ha mencionado, creatividad.

Expertos revelan que estos nuevos empleos que se van a crear podrían no ser completamente nuevos sino tratarse de transformaciones sobre los empleos que se realizan a día de hoy, implementando nuevas fórmulas y métodos. Es decir, no se va a sustituir al hombre por robots repentinamente, sino que se adecuará y se transformará para mejorar y seguir avanzando en todos los aspectos.

Además, según un análisis de la consultora tecnológica Gartner las nuevas tecnologías y la robótica creará de aquí a 2020 alrededor de 2,3 millones de empleos, frente a los 1,8 millones que eliminará.

Los antecedentes hablan por sí solos, ya que al igual que ocurrió en la industrialización, donde se generó mucho empleo y gran parte de la población tuvo que trasladarse del campo a las ciudades en busca de un empleo, ahora la población tendrá que adaptarse a los nuevos avances y comenzar a utilizar y manejar máquinas, robots, ordenadores, controles, etc.

Así, la OCDE ha realizado un estudio recopilando datos de 32 países, en el que constata que la automatización afectará a uno de cada dos empleos pero que también hay diferencias entre los países y no en todos afectará de la misma manera.

Por último, destacar que en España, más concretamente, se espera que las mayores transformaciones se realizarán en el sector del turismo o en algunas industrias, los sectores más importantes dentro de nuestra economía.