Los jóvenes y el trabajo

JÓVENES: PRECARIEDAD Y TIEMPO PARCIAL

Los jóvenes actualmente son los más precarios, cuatro de cada 10 profesionales menores de 25 años no tienen trabajo o los contratos que se ven obligados a firmar tienen duraciones menores de seis meses. Todos los datos que veréis en este artículo son sacados del informe del sindicato UGT, que analiza la situación laboral de este colectivo.

La tasa de temporalidad de los jóvenes ha aumentado en tres puntos los dos últimos años, y esto lo sitúa en el 57%. Esta precariedad les cierra muchas puertas, tanto como sus planes de futuro a medio o largo plazo, como poder emanciparse. Aparte de este punto anterior, la escasa duración de los contratos, debido a esto en ocasiones se les complica conseguir las prestaciones por desempleo.

Otro apartado que también afecta a los jóvenes es la parcialidad involuntaria. De hecho, si hablamos de trabajadores menores de 35 años solo el 55% de estos trabaja a tiempo parcial porque no han podido encontrar un empleo que sea de jornada completa.

La UGT apunta que «estamos equivocados en lo que respecta a ciertos sectores de la sociedad y parte del empresariado de que la contratación a tiempo parcial beneficia a la juventud, al permitir la compatibilización de los estudios y el trabajo». Pero también nos advierte el sindicato, «que sin embargo, se precariza el trabajo, al reducirse el sueldo y el horario, todo ello cuando la contratación a tiempo parcial no es voluntaria».

Los menores de 25 años son el grupo de trabajadores con las remuneraciones más bajas con respecto al resto de población. En cuanto a la brecha salarial se sitúa en el 50%, es decir, los jóvenes llegan a cobrar la mitad del sueldo que los mayores  de su misma edad, debido a que sus condiciones laborales son más precarias. Por ello en los salarios es donde se observan las diferencias más grandes con respecto a los trabajadores con más edad, como ya hemos nombrado anteriormente porque sus situaciones son más precarias.

La media al año que perciben los menores de 25 años es de 11.566 euros, y la de los mayores de 55 años es casi el doble con una cantidad de 21.621 euros.

Cristina Antoñanzas, la vicesecretaria general de UGT, ha comentado acerca de las medidas que ha puesto el Gobierno en relación al desempleo juvenil y ha dicho «que se han mostrado totalmente ineficaces. Porque Europa nos ha dado 3.000 millones de euros para los jóvenes que no se están utilizando, ya que no se está creando empleo estable y de calidad». «Estamos percibiendo que lo que realmente hacen las empresas es contratar a los jóvenes con este programa, a los seis meses les despiden y vuelven a contratar a otro joven sólo para poder beneficiarse de la bonificación». 

Los jóvenes cada vez se ven más frustrados sintiéndose unos simples objetos para las empresas, cayendo en un círculo vicioso, pasando de empresa a empresa. Pero la mayoría de ellos se conforma con estos ya que necesitan conseguir ingresos, tanto para ellos como para ayudar a su familia. Datos tan llamativos como que cuatro de cada 10 jóvenes menores de 25 años no tienen trabajo.